Rosaura a las diez

1
31

Una vieja entrevista a Marco Denevi provocó volver a leer este hito de la literatura argentina, además de rever la versión cinematográfica, claro.
La película acaba de ser lanzada en dvd en la Argentina

Aún conservo ejemplares de la revista ?Puro cuento? que publicaba Mempo Giardinelli. Y lo primero que recuerdo de aquellas lecturas es una entrevista a Marco Denevi, en la que cuenta cómo escribió ?Rosaura a las diez?. Podemos encontrar esta entrevista en la revista nª 3, de marzo-abril de 1987 o en el libro ?Así se escribe un cuento? de Giardinelli, de Beas Ediciones, de 1992, en la pàgina 112:

M.D. -(…) No sabía que iba a ser escritor.

M.G. -¿Y cómo lo supo; y cuándo?

M.D. ? Se me ocurrió un día, de casualidad. Yo leía a Borges, lo admiraba mucho, y una vez leyendo una frasecita de él que dice que con Bioy Casares discutían si era posible escribir una historia atroz, empecé a imaginarla yo. Y tenía en mente la idea de Canegato y Rosaura, pero apenas una idea para un cuento. Y en esos días leí en el diario ?Noticias Gráficas? que había un concurso de novelas con 30.000 pesos de premio. Era el año 54 y usted en ese entonces con ese dinero se iba a Europa y se quedaba allá tirando manteca al techo. Entonces me dije que esa idea de Canegato y Rosaura podía ser una novela.

M.G.- ¿Tan sencillo fue, Denevi?

M.D.-Sí. Yo acababa de leer ?La piedra lunar? de Wilkie Collins y le copié la técnica. La verdad es que se la copié completamente: todas esas versiones sucesivas que terminen con una revelación final (…)?

Es una magnífica anécdota de los efectos imprevisibles de un texto. Al leer la novela, es notable el modo en que ilustra los múltiples puntos de vista que puede tener un acontecimiento según quien lo narre. Cada narrador crea una ficción con su propia ficción, ésa, la que es casi insondable.
Cada uno de los narradores de ?Rosaura a las diez? al hablar van componiendo su autorretrato. Ese mismo talento de crear personajes a través de su habla, lo tuvo Julio Cortázar, por ejemplo, en ?Torito? que comienza:

?Qué les vas a hacer ñato, cuando estás abajo todos te fajan. Todos, che, hasta el más maula.?

Si encontrarse con la entrevista a Marco Denevi, puede causar leer la novela, uno también puede ver la versión cinematográfica, dirigida por Mario Soffici, en 1958 y también escrita por Marco Denevi.

Camilo Canegato fue Juan Verdaguer, Rosaura fue Susana Campos y María Luisa Robledo compuso a Milagros Ramoneda, la dueña de la pensión ?La Madrileña?.

Podríamos decir que es una novela policial, en la que el crimen queda en un segundo plano, y toman relieve los testigos, o los diversos autores de una historia de amor, que se expande y se transforma según quien la narre. Esta novela es un magnífico ejemplo de una definición, la que diera Jacques Lacan, ?la verdad tiene estructura de ficción?.

Si la verdad es inabordable, si no permite que la palabra la toque, los múltiples intentos de alcanzarla, leídos en sus diferencias, tal vez puedan señalar su lugar.

Hay una buena edición de Sudamericana circulando

La película acaba de ser lanzada en dvd en la Argentina

Publicado en Leedor el 28-01-2008

  • Bernardo Soto Rico

    Es apreciablesu contenido. Me ha servido para mis estudios y lecturas. Si es posible a sus docuemntos tan interesantes o revista.Muchas gracias