César López Osornio

0
6

Una muestra para disfrutar del rigor de lo geométrico y de su intenso colorido contrastante. El rigor de lo geométrico.

Coppa Oliver Arte
Talcahuano 1287, ?A ?. Buenos Aires.
Hasta el 13 de julio de 2008.

Existe una pintura del siglo XX que se distingue de todas las anteriores. Pero ella no apareció súbitamente sino que fue anunciada por otra desde fines del siglo anterior.

Sus características distintivas fueron el abandono del realismo y su reemplazo por un lenguaje novedoso para representar la materialidad. Así a partir del color o de las formas, a veces extraños al del mundo real, los artistas se abocaron a hacer del cuadro un organismo emancipado, donde lo verdadero aparece transpuesto, nunca reproducido.

Entendemos que una de las transgresiones estuvo dada por el arte geométrico el que en una acción audaz pretendió una representación esquemática de las ideas a veces reduciendo la expresión artística a un polígono o simplemente a una línea trazada sobre un plano de color indefinido.

Son estas condiciones las que creemos encontrar en las pinturas de César López Osornio. Hay en ellas atributos de lo espiritual, que en una acción tendiente a la simplificación fueron representados en el plano por un trazo o un polígono como perteneciendo a un ser inmaterial.

Ello le otorga a sus pinturas el valor que significa la aventura temeraria de pretender alcanzar la representación de lo espiritual. Las formas mantienen caracteres de lo natural, pero con la particularidad de acentuar lo geométrico que lo distingue en su posibilidad de ocupar una parte del espacio.

Quizá sean el resultado de su largo peregrinaje por el mundo en circunstancias difíciles que le permitieron transmitir sus ideas a pinturas de escrupulosa severidad y equilibrio, cualidades que son a la vez características de lo geométrico.

En sus ?Soles flotantes?, un acrílico sobre tela de 80×80 cm (Caracas-1978) podemos observar un sol en tonalidades del azul que aparenta encontrarse ceñido en su ?hemisferio? inferior por dos cintas de color a cuadros.

Por su parte en ?De la otra geometría. Esferas? acrílico sobre tela de las mismas dimensiones (Barcelona-1986), representa una esfera roja sobre fondo azul que resulta inacabada por una cuña que se introduce hasta su centro.

En ?La otra geometría. Sucesos?(La Plata-2001/04) un rombo en acrílico suspendido de uno de sus vértices, del cual parte una línea blanca atraviesa parcialmente una de las cuatro secciones en que fue dividido el plano.

En un acrílico sobre tela de 70×120 cm (2005), también de la serie de ?La otra geometría? un cuadrado en negro, dividido en el centro por un trazo luminoso, sobre dos planos el superior en azul y el inferior en gris, aparenta cierto relieve contrastante.

Encontramos en esta exposición el signo de la pintura que distingue a López Osornio que estuvimos disfrutando también en la observación de sus tres grandes lienzos presentados al Premio Alberto J Trabucco, instituído por la Fundación del mismo nombre que se exhibieron recientemente en el Centro Cultural Borges.

Publicado en Leedor el 27-06-2008

Compartir
Artículo anteriorPatrimonio
Artículo siguienteTriplete Documental