Gardel o Gardes: un árbol

0
5

24 de junio: ya van 73 veces que la tierra dio vueltas alrededor del sol desde aquel día. Y todavía andamos remontando sus recuerdos.Gardel o Gardes: Un Árbol.

Dos Músicas: Los Ojos de mi Moza y un poema de Héctor Gagliardi.

Ya van 73 veces que la tierra dio vueltas alrededor del sol desde aquel día. Y todavía andamos remontando tus recuerdos.

Hace tanto tiempo, y Buenos Aires tan campante: visible o invisible, gris de humo o multicolor como una espera esperanzada, temida y terrible, llena de tipas y tipos raros, y las noches de invierno y la pizza de Güerrin, los amigos como duendes soterrados.

Buenos aires tan querido por vos y tanta cosa y tanto momento.

Y te veo en los árboles.

Sos un árbol: serena belleza, leve para el vuelo del viento, refugio, frescura y sombra, rugoso y áspero pero vital, vegetal y profundo, y siempre pensando y repensando.

Los libros en los estantes te asocian con la leyenda, con el mito, héroe cultural.

Gardel o Gardés un poco bárbaro con la belleza de lo no civilizado, zorzal, rústico, iluminado e iluminante, cálido.

El tiempo pasa árbol y te extrañamos.

Te cuento que la ciencia avanzó mucho pero no alcanza a dar ideas de buena gestión en el gobierno. Para que el mundo sea más mundo, tal vez hay que escucharte más. Digo escucharte.

La radio te amó y ama. También hay un esperpento llamado televisión pero no tiene fondo, parece un agujero negro.

Idea de Tango

Lástima que no fui al hipódromo,

No verte mi Buenos Aires querido.

Y las flores marchitas y mi frente.

Y esta soledad, este avión, el ruido.

(Lastima este dolor)

Burbujas de la champaña

En tus ojos negros de noche

Me quedo para que me oigas

Entre hierros retorcidos

Me quedo en Medellín.

No soy otario pibe

Me madrugó la huesuda.

Vino más temprano,

Confundido, la abracé con amor.

Aquí se murió un cantor

Pónganme una orquídea y un clavel.

No hay arena en mi boca,

Para siempre,

Siempre soy Gardel.

Si lloran la guitarra y el bandoneón,

Si ronronean los aviones y los gatos,

Amarillo, azul y rojo

La muerte y el amor

Son un puro garabato.

No soy otario pibe

Me madrugó la huesuda.

Vino más temprano,

Confundido, la abracé con amor.

Publicado en Leedor el 24-06-2008