Bibliodiversidades

0
9

?Una editorial es un espacio donde cristalizar tu idea de lectura y leer con los demás, fugando líneas?, nos dice Ma Eugenia Romero, directora de Letra Nómada.Continuando con la propuesta de la Bibliodiversidad, rescatamos estas respuestas que nos dió una protagonista del mundo editorial.

¿De dónde surge la necesidad de abrir una editorial, de querer “fabricar” libros?
La idea venía rondándome desde hace mucho, desde las épocas de estudiante de Letras. Porque creo que es un espacio donde cristalizar tu idea de lectura y a partir de allí, leer con los demás, fugando líneas. Tener una editorial es una toma de posición, es decir para mí la lectura es esto y no cristalizarse cuando encontrás lectores, porque la idea es que esos lectores y los autores con los que contás abran otras líneas de fuga.
Como editorial independiente buscamos canales en donde se pueda promover una escritura y una lectura no pasiva, no digerida. Y para eso el editor tiene que asumir riesgos.
La idea de ?fabricar? me seducía porque me fijo mucho en el aspecto material del libro. Nuestro objetivo es dar a la editorial un perfil definido no sólo en cuanto a los contenidos sino también en el diseño y la calidad material de los libros buscando además un equilibrio en el precio de los libros.

¿Cuántos años llevás en esto?
Hace alrededor de 7 años que estoy como editora de Letras de la revista El Hilo de Ariadna (que dirigen Soledad Costantini y Leandro Pinkler). Estuve trabajando también con escritores extranjeros jóvenes y pensando cómo o a quién ofrecérselos en Argentina hasta que me di cuenta de que podía armar mi propia editorial con un catálogo pequeño, abordable, proponiéndome ir creciendo de a poco.

¿Cómo caracterizás el mercado argentino?
El mercado argentino está, como todos, copado por los grandes grupos editoriales internacionales. Pero afortunadamente existen espacios para la edición independiente. Los mismos autores extranjeros así lo perciben. Hay un sector que busca otro tipo de lectura y que lee activamente y a ellos nos dirigimos. Por supuesto que se trata de tiradas mucho menores y casi siempre hay que buscar colaboraciones de distintos organismos.
Culturalmente, Argentina está muy viva.
El problema, para las editoriales chicas, es competir en un mercado donde los intermediarios imponen altísimas comisiones y los suplementos tienen reservados sus espacios por las editoriales grandes. Tratar de introducir autores nuevos con apuestas fuertes es difícil pero también es nuestro desafío porque es un nicho que no interesa generalmente a las grandes y para el que sabemos que hay lectores aquí.

¿Qué editoriales/movidas editoriales admirás?
Las editoriales que admiro son Siruela de España y Adelphi de Italia. Comparto la opinión de Roberto Calasso de que un catálogo debe ser concebido como un gran libro en donde cada título es un capítulo. De Argentina me interesa la movida de EDINAR, que reúne a las editoriales independientes y trabaja en pos de la diversidad bibliográfica.

¿Cómo se elige el tipo de materiales a editar?
Salimos a buscar autores más que libros. Nos interesa una apuesta clara en la concepción literaria de un autor.

¿Qué te gusta leer a vos personalmente?
Ahora estoy leyendo las crónicas de Clarice Lispector para el Jornal do Brasil y también la poesía de Rosario Castellanos. Y tengo siempre en mi mesita de luz algún libro de Dostoievski. Me encanta.

María Eugenia Romero, estudió Letras en la UBA y además de dirigir su editorial Letra Nómada es editora de la revista “El Hilo de Ariadna”, dirigida por Soledad Costantini y Leandro Pinkler. Escribe artículos para distintos medios y es autora del libro Escritores Argentinos, Patricia Rizzo editora, 2005.

Los títulos que Letra Nómada ha lanzado este año son:
Teatro y poder político en el Renacimiento Italiano (1480-1542).
Agua, perro, caballo, cabeza.
Historias falsas.

Publicado en Leedor el 3-6-08