El Estilo Imperio

0
28

La incorporación reciente como parte del recorrido del Museo Nacional de Arte Decorativo de la sala dormitorio, sirve de recreación a los estilos de muebles franceses neoclásicos. RECONOCIENDO EL ESTILO IMPERIO

La incorporación reciente como parte del recorrido del Museo Nacional de Arte Decorativo de la sala dormitorio que en sus orígenes correspondió al propietario de la residencia D. Matías Errázuriz Alvear, sirve de recreación a los estilos de muebles franceses neoclásicos.

Es asimismo motivo de recuperación de los ambientes a sus funciones originales, en nuestro caso una habitación amplia con su correspondiente antesala totalmente tapizadas en amarillo. Lo novedoso es que este dormitorio ha sido ambientado con muebles y objetos Imperio, un estilo que permaneció hasta ahora ausente en el recorrido de la colección estable del Museo.

Nos interesa asimismo recrear los antecedentes que hacen de este estilo, algo singular ya que un solo nombre Napoleón se impuso como modelo de organización político-social durante diez años(1804-1815), que coincidieron con una guerra en Europa, precisamente para la formación del Imperio.

Ello dio lugar asimismo al surgimiento del estilo mobiliario destinado a acompañar el fasto de las cortes en el período de conquistas.

A un nuevo régimen le correspondió una nueva estética.

Sin embargo no existió una ruptura neta con el pasado. Más bien es la Antigüedad la que sirvió de ejemplo para la creación del estilo, especialmente el Imperio Romano al que se trató de imitar asociando el nombre del Emperador Napoleón al de César.

El estilo cumple entonces una función precisa como exaltar el heroísmo, la majestad, la severidad cercana a lo militar, que la Corte debía aceptar y cumplir rígidamente.

En este contexto los muebles Imperio se diseñaron sobre esquemas estrictos en cuanto a la adopción de la línea recta y la amplitud del volumen de los muebles que concurren a la formulación de una composición geométrica de divisiones regulares. Es siempre el rectángulo quien determina las formas. Los frentes son planos y están ornamentados en su centro con bronces aplicados.

En estos muebles las molduras desaparecen y son reemplazadas por la belleza de las maderas empleadas, mayormente la caoba y el nogal ya sea en forma maciza o de placas. Los mármoles son blancos, grises o verdes y acompañan a los bronces dorados o patinados a ?ïluminar? las superficies oscuras de las maderas y otorgarles mayor ostentación.

La adición de columnas plenas o semicilíndricas, y de cariátides o esculturas diversas, tales como cabezas de león, genios alados, esfinges, cabezas de carnero o animales fabulosos sirven de soporte a las estructuras mismas de los muebles y les adjudican un carácter arquitectónico. Los demás elementos de la ornamentación son bronces con motivos variados: hojas de laurel, racimos de uvas, abejas, palmetas, águilas y todo otro elemento que nos remita a lo grandioso y majestuoso, sin olvidar la N napoleónica contenida entre dos ramas de laurel, como signo del Imperio.

En la exhibición del Museo podemos observar entre otros muebles un secretaire Imperio de madera enchapada que presenta a ambos lados columnas torneadas lisas y bronces cincelados, de origen francés, del siglo XIX, como asimismo una ?lit en bateau? en madera enchapada del mismo origen y época.

Asimismo se destaca una mesa gueridon, de forma circular quizás contrariando lo habitual recto de los muebles Imperio. Está realizada en madera dorada y tallada con bronces calados en el borde. Los apoyos presentan leones alados y una columna central trabajada con elementos ornamentales, todo en dorado.

Entre los elementos decorativos seleccionamos un reloj en bronce cincelado, dorado y patinado y una araña en cristal facetado y bronces, ambos del siglo XIX de aspecto elegante y a la vez suntuario.

Los invitamos a entrar en el Imperio del fastuoso estilo que nos presenta el Museo Nacional de Arte Decorativo que los llevará a tiempos en que la rigurosidad impuesta a la sociedad se transmitió a su mobiliario, logrando otorgarle indirectamente fina elegancia y belleza..

Museo Nacional de Arte Decorativo
Av.del Libertador 1902 – C1425AAS
Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) República Argentina
Telefax (54-11) 4801-8248 / 4802-6606 / 4806-8306
e-mail: museo@mnad.org

Publicado en Leedor el 19-05-2008

Compartir
Artículo anteriorUn fado
Artículo siguienteVarieté de las Tabas