Música varia

0
6

Tus oídos de pueden conectar con tu mente y tu corazón.
La música es una forma emocional del conocimiento y nadie lo puede desestimar.
Estos son los últimos discos que llegaron a nuestra redacción. ¿Quién mejor que Alegre para comentarlos?.La Belleza de los Otros

Si uno se sale de lo que nos mandan: categorías, modos de pensar, de explicar, de clasificar. Insisto. Si uno se sale de ahí, empieza por encontrar que lo de los otros es bello y lo bueno está en quererlos, apreciarlos y disfrutarlos desde su perspectiva.

Mire, si usted se pone a pensar, el rock argento logró identidad. Es decir tiene una tradición pero también contempla la innovación y su plasticidad le permite resistir.

De eso se trata el arte.

O sea: marca el camino, impulsa, legitima con su anclaje que sale de nosotros mismos, desde antes de la revolución neolítica.

Vade retro impostores, importaciones e impostaciones como la fiesta de San Patricio, el halloween, la fiesta de cumpleaños en una hamburguesería, el día de San Valentín.

Por suerte tenemos al Gauchito Gil que es nuestro y correntino y por si las moscas San La Muerte que es pura potencia y no le teme a nada ni a nadie. Por suerte tenemos la música y la literatura.

Entonces Andy Palacio porque sí, la Topferova porque se la banca, Luzmila Carpio por derecho propio y Robert Plant con la Alison Krauss porque las escaleras al cielo son otras desde que Robert nos señaló su circularidad. Y la yapa con Atilio Bertagni

Andy Palacio (Watina, 2007)

Los Garífunas, que también son conocidos como los Caribes Negros o Garinagu, son descendientes de los indios caribes y de los esclavos africanos negros que naufragaron en 1635, cuando dos buques Españoles que los transportaban zozobraron frente a la isla de San Vicente.

Al principio, los náufragos nigerianos y españoles pelearon los unos contra los otros y encima, o mejor dicho enfrente, tenían a los Kalipunas que eran los propios de la isla.

Con el paso del tiempo aprendieron a convivir tranquis y se realizaron matrimonios mixtos, de esa fusión nacieron los Caribes Negros. También su cultura es particular: la mujer ejerce y es la cabecilla, encargada de la producción de las granjas y el cuidado del hogar, mientras que los hombres se dedican a la pesca, la caza y la guerra. La música, el mar y el espíritu de los antepasados son la base que sostiene todo.

Andy Palacio es un garifuna que se preocupó por recuperar lo que se estaba perdiendo. Veía preocupado que cada vez más se daba una especie de analfabetismo cultural. Quiero decir que sin anclaje se pierde identidad. Si no se sabe de donde se viene todo se torna inexplicable y, lo que es peor, uno se cree hermano de Bart Simpson o del hombre araña.

Wátima, el álbum debut de Andy Palacio & the Garifuna Collective, fue publicado en marzo de 2007 y los que lo trabajaron sabían que era, metodológicamente hablando, como un Buena Vista Social Club pero de los Caribes Negros.
Dicen que las sesiones iniciales de grabación de este álbum, excepcionalmente hermoso, se llevaron a cabo durante mas de 3 meses en un estudio improvisado dentro de una choza con techo de paja sobre la playa del pequeño pueblo de Hopkins en Belice.
Fue un ambiente informal, en el que los músicos pasaron muchas horas tocando juntos hasta la madrugada, perfeccionando los arreglos de las canciones que finalmente serían parte de este álbum. Aunque su fuente de inspiración fueron las tradiciones, los músicos también agregaron elementos contemporáneos que ayudaron a darle a las canciones relevancia en su contexto moderno.

Andy murió a los 47 años. El sábado 19 de enero de 2008 pero nos dejó su música, el alma de su pueblo.

Luzmila Carpio (El Canto de la Tierra y las Estrellas 2004)

Estando en la Puna uno se cree que puede tomar las estrellas con la mano. Le permiten a los seres humanos asirse. Para eso están las estrellas, para darnos el reverso de la tierra, para que apreciemos el humus, el río que baja estrepitoso, el infinito mar verde de la llanura, para no confundir la vida.

Entonces Luzmila entona el Canto de la Tierra y de las Estrellas y parece que todo gira. El alba, los niños, la creación, los animales, las montañas, la alegría, el espíritu del agua son algunos de los nombres de estas hermosas melodías que fundamentan las razones tradicionales de la vida. Me parece que es una manera de defendernos de las amenazas, nadie puede decir que no estamos amenazados, de cierto imperialismo cultural que quiere que abdiquemos de lo que nos hace idénticos a nosotros mismos. Podemos tener los tantos entreverados, pensar que la realidad es lo que refleja la pared de plasma, podemos afirmar que no hay caverna, podemos caer en el cauce principal de ideas que afirman el multiculturalismo pero con una pátina de posmodernismo que niega los grandes relatos.

Es en este contexto donde Luzmila se agiganta.

Tus oídos de pueden conectar con tu mente y tu corazón.
La música es una forma emocional del conocimiento y nadie lo puede desestimar.
La Pachamama agradecida.

Robert Plant & Alison Krauss (Raising Sand 2007).

Me paso rumiando tu nombre pero sé que me ignorás.
No tengo puentes al pasado. Oh beibi!
Disparo la flecha y el blanco es móvil:
se acerca cuando me alejo,
se aleja cuando me acerco.

Oh desamor! Agazapado te veo acechando mi esperanza.
Oh enemigo! Tal vez nunca entiendas el alma de un poeta. El blues
que lo muerde como un perro tenaz. Y no me digas que confundo sexo con destino, o sexo con amor.

Me bajo del patíbulo? Polly come home.
Polly come home.

Lo que usted acaba de leer es una interpretación libre de lo que cantan Robert y la Alison. Tal vez digan lo contrario. Yo comprendo eso. (Escuche y haga su versión de Please Read The Letter y me la envía, pf).

En todo caso hay algo cierto el amor y el desamor no se dan entre maniquíes.

Escúchelos y me dará la razón.

No olvide que la música, la poesía y la muerte, entre otros, son una manera de hacer la vida, de pensar y sentir que somos eternos.

Marta Topferova (La Marea, 2007).

Checoeslovaca. De Praga.
Dicen por ahí que aprendió el castellano coloquial con los amigos sudamericanos de sus padres. Después se inició con la lectura de César, Federico, Jorge Luis y León.

Se enamoró de un mundo distinto al suyo y la música le dio ese corpus: Mercedes Sosa, Eliades Ochoa, Inti Illimani, Guillermo Portabales. El Paco de Lucía y Camarón de la Isla la pusieron en contacto con los conquistadores y colonizadores.

También hay que beber de ahí.

Marta Topferova en su disco La Marea sueña y suena a latinoamericana.

Cuando canta, hay algo de joropo, de pasillo, de chamarrita, de tango, de zamba y samba, la cueca parece salirle del pecho junto a los cantos negros del Perú. Como una baguala cósmica que redondea la tierra. O sea, sin papeles, es nuestra. Muchos creen que es sudaka. No.
La Topferova es un pretexto para hablar de identidad y de hermosa música para el alma.

Atilio Bertagni (Tangos de Boca en Boca 2007)

Hablando de identidad, si usted mira el arte de tapa de este cd, seguro que lo deja. Parece una foto del álbum familiar de las Bodas de Plata de mi tío y mi tía.

Bien vale agradecer públicamente a todos los diseñadores porque le pusieron color, audacia y otros cambios visibles a la vida. (Dígame frívolo, no importa.) El impacto en los medios, en la indumentaria, en la forma y el color de las cosas es más que evidente, además hay una preocupación porque sea lindo, amable y, de ser posible, duradero y barato. (Dígame embustero, no importa.)

Así renacieron artes hermosas como la del fileteado. Salud!
Y entonces este cd?

Por favor trascienda la carátula y escuche a este señor.
En el tango faltan héroes, mitos vivientes, ídolos populares. Atilio canta bien, me gusta. Claro que soy neófito en esto, Ernesto dixit. No obstante me parece que hay algo interesante en una ciudad de vida y arquitectura kafkiana. El tipo tira de una piola y se me ocurre que las calesitas giran un poco más, que el semáforo te da tres luces celestes, que el ascensor te lleva un piso más arriba y te ennubás, que el vino sabe mejor más allá del diseño de la botella, que imperceptibles hilos de luz iluminan y no dejan que la noche se instale. (Eso no quiere decir que no conspire.) Tan sórdida y zorra?pero le tiene miedo a lo legítimo, a lo que brilla con luz propia.
Atilio tiene un soporte orquestal que no se emparda: limpio, brillante.
Atilio canta como esos amigos, sin grandes alardes pero muy emocionados y emocionantes.

PS: Atilio Bertagni se presentará, gratarola, en La Academia Nacional del Tango, Av. De Mayo 833, el martes 22 de abril, a las 19:00. Y el sábado 26 de abril, a las 19:00 en la Academia Porteña del Lunfardo, Estados Unidos 1379.

Publicado en Leedor el 2-4-2008