El diario de los muertos

0
7

Fórmula que evita repetirse pero comienza a perder originalidad, con la mala fortuna de parecerse, en un aspecto esencial, a la recientemente estrenada ?Cloverfield? George A. Romero es sin discusión el legítimo decano de las películas de ?zombies?, un subgénero que reconoce numerosos antecedentes desde la década del ?40 (?I walked with a Zombie? de Jacques Tourneur, por ejemplo).

El veterano realizador neoyorquino, nacido en 1940, saltó a la fama en 1968 con su primer largometraje ?Night of the Living Dead? (?La noche de los muertos vivientes?), que por cuestiones de censura no pudo ser estrenado aquí. Filmada en blanco y negro y con actores desconocidos, se ha convertido en un ?film de culto?, capaz de mantener aún hoy en vilo (cuarenta años han pasado!) a los espectadores.

Tampoco se estrenó en Argentina la primera secuela: ?Dawn of the Dead? (corría el año 1978, con mucha censura y un gobierno siniestro) a la altura de la primera y con ahora el uso del color e imágenes impactantes en un supermercado, cercado por muertos vivos.

La siguiente de 1985: ?Day of the Dead? tampoco tuvo estreno local, pero en este caso probablemente no por problemas de censura (estábamos en pleno gobierno democrático de Alfonsin) sino por el poco interés comercial y de crítica que esta tercera parte despertó.

Hubo que esperar hasta el año 2005 para el estreno de la discreta ?Tierra de los muertos?, penúltima de la serie hasta ahora y primera en ser presentada en la pantalla ancha en Argentina.

En el interín se estrenó una pobre remake de la primera, conocida como ?La noche de los muertos vivos?, dirigida por Tom Savini, actor y/o colaborador habitual de varios films de Romero aquí estrenados (?Martin?, ?Caballeros de acero?, ?Creepshow?, ?Monerías diabólicas?).

Finalmente conviene mencionar una lograda remake de ?Dawn of the Dead?, presentada localmente como ?El amanecer de los muertos?, dirigida por Zack Snyder y donde además de Sarah Polley y Ving Rhames, reaparecen el nombrado Savini y uno de los actores de la versión original (Ken Foree).

Esta larga historia agrega ahora un nuevo capítulo, quinto de la serie con ?El diario de los muertos? (?Day of the Dead?), que se acaba de estrenar. El mayor mérito de esta novedad es el claro intento de su director de tratar de innovar, evitando repetir una fórmula algo gastada. Para ello mezcla una supuesta filmación de un film similar a los de la serie con la súbita proliferación de muertos vivientes a nivel mundial (hasta se ven declaraciones de una joven japonesa desde el mismo Tokio). La mayor originalidad de la película consiste en su propósito de mostrar como los medios visuales (televisión, noticieros) mienten alterando imágenes y ocultando la verdad, algo que ocurre no sólo en Norteamérica sino también por nuestras latitudes.

Donde esta nueva secuela falla es en el abuso en la utilización de video, dado que todo lo que vemos a lo largo de algo más de 95 minutos son imágenes filmadas por el grupo del equipo (actores, director) que está haciendo la supuesta película. Este recurso además ya fue utilizado en la recientemente estrenada ?Cloverfield? y si bien es justo pensar que Romero no miente al afirmar que él ignoraba la realización de ese film de monstruos e incluso de ?Redacted ? de Brian de Palma, lo visto respira un cierto aire de déjà vu?. Pero el problema mayor no es la repetición de un esquema, cuyo más lejano antecedente es ?The Blair Witch Project?, sino que este tipo de tomas en video termina por cansar al espectador.

A modo de balance queda una sensación de frustración sobre todo en la última media hora, cuando el director George A. Romero no logra sostener el interés de una obra honesta pero imperfecta.

Publicado en Leedor el 22-03-2008