Viaje a Darjeeling

0
12

La última película de Wes Anderson rompe, como las anteriores, con lo que se espera de una historia de autor made in Hollywood. Tres Hermanos en Viaje.

Puntaje 6.
Otros Medios, La Nación: Buena / Clarín: Buena

Tener un estilo a los 38 años y con cinco películas en su haber, es ya todo un mérito. Eso tiene Wes Anderson, hacedor de ?Tres son Multitud? (¿por qué se insiste en dañar al castellano poniendo ?Tren es Multitud?? cuando una multitud no puede ser singular) y ?Los Excéntricos Tenembaums? entre otros.

Tres hermanos, luego de la muerte de su padre, intentan realizar una especie de viaje espiritual por la India en tren. Allí desplegarán todos sus traumas con ese humor tan absurdo y apetecible para los fanáticos y para los espectadores que se dejen llevar por este medio de locomoción que tiene: saltos, paradas no deseadas, incongruencias y tiempos muertos.
Pese al regodeo visual que Anderson plasma en toda su obra ?recordar el choque de ?Los Excéntricos??? las escenas en rallenties o los planos secuencias con cada vagón y su historia, son un hallazgo y un aire fresco en esta cinta que rompe nuevamente con lo que se espera de una historia de autor made in Hollywood.

La banda sonora es un film aparte, con homenajes a las películas del director indio Satyajit Ray y del norteamericano James Ivory. No faltan el Clair de Lune de Claude Debussy, Ludwig van Beethoven y hasta los Rolling Stones.

De Yapa.

Pero más allá de ?Viaje a Darjeeling?, el mayor disfrute de ir al cine esta vez, es la sorpresa de ver el corto que precede al film, llamado ?Hotel Chevalier?. Especie de precuela, que ayuda al hilvanar parte del recorrido de estos tres hermanos. Con la siempre bella y medida Natalie Portman y el mismo Jason Schwartzman (uno de los hermanos del tandem Owen Wilson ? Adrien Brody) que también es uno de los guionistas de la película.

Publicado en Leedor el 20-03-2008