Arte y nuevas tecnologías

0
12

El arte muta, se recicla, se reinventa y, la muestra que acaba de inaugurarse en el espacio Fundación Telefónica de Buenos Aires, da cuenta de esta tendencia mundial.Arte y nuevas tecnologías
Premio MAMbA / Fundación Telefónica. 5ta. Edición, 2006.
Del 13 de marzo al 16 de mayo de 2008
Espacio Fundación Telefónica
Arenales 1540
Martes a Domingo de 14 a 20.30hs
Entrada Libre y Gratuita
Curadora: Laura Buccellato

Algunos exponentes de la convocatoria de Arte y nuevas tecnologías (2006) exponen sus obras en un recorrido que parece plantear una exploración sensorial.

Haciendo hincapié en la categoría ?software art?, esta exposición abre con una obra llamada Lingua, del español Iván Marino (instalación audiovisual computarizada), que posee cierta reminiscencia al cine snuff, y de la que después de verla se sale en un seudo estado de shock e impotencia. Esta obra, un tanto inquietante, es solo un anticipo de lo que se va a ver en la planta alta; las técnicas que se observarán se van superando unas a otras.

En la planta alta, el recorrido estalla en un sinfín de sensaciones, en un clima totalmente distendido que invita a la interactividad entre obra y espectador. Un cambio que propone relajarse y olvidarse de cómo empezó todo. No sólo se puede observar y escuchar, sino también decodificar información al mejor estilo del arte conceptual puro.

Disciplinas como el arte digital y el arte multimedia se mezclan con la robótica y el video experimental, en una suerte de universo científico, tecnológico y artístico. Es preciso destacar que las obras expuestas no sólo son manifestaciones artísticas sino también investigaciones de una nueva generación de artistas multidisciplinarios que de a poco se están dando a conocer y que son capaces de desafiar los límites planteando tal vez, que un invento que ha partido de una base totalmente desvinculada de lo artístico se convierta en objeto de arte y pueda ser expuesto en un espacio legitimado. ¡Menuda tarea la que se proponen!

Ahora bien, como siempre es de esperarse, que surjan cuestionamientos hacia la condición de la obra de arte y del artista en cuanto tales. A fin de hallar por lo menos una respuesta que colabore al acostumbramiento a estas nuevas expresiones se puede considerar entonces lo expuesto por Margarita Paksa en el catálogo ??en todo autor se denota una intertextualidad con su época, que es la que le otorga un cierto grado de validez??.

¿Una conclusión bastante acertada o una predicción de lo que todavía está por venir?

Dentro de las obras que se pueden ver, se destaca Sobra la falta (instalación robótica interactiva) Grupo Proyecto Biopus, ganador de la categoría Gran Premio a las Nuevas Tecnologías. Una propuesta que sin lugar a dudas remite a los primeros de otros artistas argentinos como Le Parc (con sus obras con luz y encendido eléctrico) hasta las maravillosas propuestas del Grupo CAYC (mezcla de ciencia y de la tecnología de la década del ?70).

Publicado en Leedor el 17-03-2008