Andrea Ladvocat

0
9

Se buscan espectadores cómplices para transformar objetos descartables en arte.Empatía. Espacio de Arte.
Carlos Pellegrini 1255. Buenos Aires.
Hasta el 15 de abril de 2008.
Lunes a viernes de 11 a 20 hs. Sábado de 10 a 13.

No pretendemos ensayar nuevas relaciones plásticas entre distintas disciplinas del arte. Pero sí trataremos de encontrar afinidades entre ellas para poder expresar que las fotografías de Andrea Ladvocat constituyen en sí mismas expresiones plásticas.

Podrían haber sido pinturas por su composición y tonalidades o también ser esculturas por las formas modeladas que se perciben en las obras, más aún cuando la artista nos revela su formación primera en la especialidad. Reafirmando esto último encontramos tímidamente escondida en un recodo de la galería una escultura construida con sorbetes plásticos multicolores que adecuadamente iluminada produce efectos cinéticos.

En general nos enfrentamos a fotografías digitales con toma directa sobre chapa de hierro, siendo quizás la elección del soporte lo que les otorga ese aspecto brumoso, como si las tomas hubieran sido hechas detrás de tules, provocando en los trabajos efectos de veladuras.

Es que las composiciones trabajosamente formadas y fotografiadas están ajustadas a pequeños elementos de uso cotidiano, de escaso interés en su valoración individual y preferentemente desechables: como cables, cintas numéricas, restos oxidados, alfileres, sorbetes o terrones de azúcar.

Los efectos plásticos que logra la artista con sus composiciones son notables .
Encontramos conjuntos de alfileres con cabezas de colores que agrupados graciosamente parecieran representar bailarines dispuestos a la danza, o también cables y cintas numéricas de distintos colores enrollados o formando enrejados que provocan efectos complejos.

Asimismo una pared simulada con terrones de azúcar, que en parte han sido desplazados, crean la impresión de un muro deteriorado por el paso del tiempo, efecto acentuado por una tonalidad grisácea.

Se necesita entonces la complicidad del espectador para interpretar los efectos buscados por Andrea Ladvocat a partir de sus elementos descartables que en la imaginación de la artista cobran nueva vida en su transformación a objetos de arte.

Publicado en Leedor el 18-03-2008