Posdata: te amo

0
49

Una romántica para las cuatro estaciones este próximo jueves de febrero.
El film es una historia de amor sin un final feliz. Ahora bien, en lugar de estar contada desde el principio, nos enteramos de todo al revés. Holly Kennedy (Hilary Swank), una mujer de 29 años que planea hasta el mínimo detalle su vida, pierde a su esposo Gerry (Gerard Butler) debido a un fulminante tumor cerebral. Cuando esto sucede, poco sabemos de los personajes, excepto por la primera escena, en donde vemos a la pareja discutiendo acerca de sus futuros, respecto al dinero, al trabajo y a los hijos, luego de volver de la casa de la madre de Holly (Kathy Bates).

Tras la muerte de su marido, Holly ni siquiera quiere salir de su departamento, hasta que en el día de su cumpleaños número 30 recibe una grabación de su esposo, donde la exhorta a superar su duelo y salir nuevamente al mundo.

De esta manera, ella irá recibiendo cartas donde su marido le indica qué hacer, y hasta le planea un viaje con sus mejores amigas, Denise (Lisa Kudrow) y Sharon (Gina Gershon) a Irlanda, de dónde el era oriundo, y donde se habían conocido.
Cada episodio en la vida de Holly que se sucede a partir de una nueva carta, dispara una serie de flashbacks donde vamos reconstruyendo la historia de amor entre ellos, al tiempo que acompañamos al personaje en su redescubrimiento de sí misma.

Así, el director estructura el film en las cuatro estaciones del año, desde que recibe la primera carta hasta la última. Afortunadamente, no se apela a golpes bajos (la enfermedad y muerte de Gerry son una gran elipsis narrativa), y está salpicado de situaciones cómicas que hacen llevadero el relato. En este sentido, es admirable la capacidad de los actores para pasar de un registro dramático a uno cómico en segundos, sin generar un efecto abrupto. A pesar de resultar un poco larga, la película cumple con lo que promete: muchas lágrimas de parte de Swank, como para probar que no se ganó un Oscar en vano?

Publicado en Leedor el 22-02-2008