Fetiche

0
7

Un pastiche divertido en el Teatro La ComediaFetiche es un pastiche divertido donde 6 actrices encarnan a una sola mujer, mejor dicho los aspectos de una sola mujer, la fisicoculturista argentina Cristina Musumeci. Mucho gusto.

Original, y ambientada en un gimnasio, el nombre Cristina también remite a otra Cristina, seguramente, pero también podría hablar de cualquier otra mujer argentina. Todas Cristinas diferentes, pero iguales, encarnadas en 6 actrices tambien diferentes: Carla Crespo: su juventud y la relación con la iglesia, Julieta Vallina: la relación con la comida y sus pensamientos políticos, Mariana A: la transgresión y la convivencia de lo femenino y lo masculino, Edda Bustamante: la voluptuosidad sexual, María Fiorentino: el intelecto y la conceptualidad, Hilda Bernard: la vejez imaginada del personaje y la síntesis. ¿No hay en toda mujer muchas en una, finalmente?

Teóloga, diplomada en salud sexual y cinéfila, la persona real Cristina Musumeci, que inspira a Muscari para Fetiche no ve pasar en el escenario su vida sino que lo que ve es el despliegue de sus obsesiones y el enfrentamiento de sus dudas y contradicciones.

Todo dicho así, suena muy serio, demasiado, porque en realidad Fetiche es una fiesta colorida y profunda. Con un ritmo acelerado que no para nunca, a tono con la puesta en escena, aparatos de gimnasia, escalera y balcón, videoproyección que acompaña y que ayudan a una obra sea vital y rápida.

Muchos temas que se discuten quedan inconclusos, en eso tambien es coherente con su tiempo, el posmoderno pastiche de Fetiche. El matrimonio, la vejez, la comida, el doble masculino-femenino, el erotismo, son los ejes centrales de una obra que también se da el gusto de alternar cuadros musicales.

El Teatro la Comedia se llena esas dos noches por semana. Y está muy bien.

Publicado en Leedor el 13-02-2008