Quiéreme

0
7

Con una producción sumamente cuidadosa, el mayor mérito de ?Quiéreme? se encuentra en saber contar una historia que interesa, con intérpretes bien seleccionados y de gran y parejo desempeño.
Desde esta misma columna hemos venido señalando en repetidas oportunidades que el 2007 venía marcando un retroceso en el nivel general de la abultada producción nacional. Cuando ya quedan pocas semanas para cerrar el año se presenta ?Quiereme? de Beda Docampo Feijóo, una grata sorpresa de un director cuyas últimas producciones (?Ojos que no ven?, ?Buenos Aires me mata?, ?El mundo contra mí?) no permitían presagiar nada bueno. Nacido en Vigo pero residente en Argentina desde joven, se recuerdan algunos buenos títulos iniciales tales como ?Debajo del mundo?, junto a su habitual coguionista Juan Bautista Stagnaro, y sobre todo ?Los amores de Kafka? y en menor medida ?El marido perfecto?.

Uno de los aciertos de la película que ahora se estrena es la elección de un elenco de muy parejo rendimiento. Sobresale quizás Darío Grandinetti por el peso de su personaje, Pancho, quien un día recibe un inesperado ?paquete?: Amparo (Cristina Valdivieso), una niña española de apenas siete años. Este suceso habrá de alterar totalmente su tranquila vida como cocinero, casi diríamos ?chef?), en el restaurant de su novia Rita (Agustina Lecuona). Pero además lo vinculará con otros dos personajes femeninos: Lucía (Kira Miró) y su amiga Consuelo (Ariadna Gil) al obligarlo a viajar a España, no por motivos de la coproducción sino por otros más legítimos. En verdad no resulta conveniente aportar muchos datos más al espectador para no privarlo de ciertas sorpresas que el film va develando. En cambio es justo destacar lo bien aprovechados que están dos actores, ya dirigidos anteriormente por el realizador, en sendos personajes secundarios: el padre de Rita(Luis Brandoni) y el amigo de Pancho (Jorge Marrale).

A medida que avanza la historia adquiere mayo relevancia Consuelo, demostrando una vez más que Ariadna Gil es una intérprete muy versátil que parece estar muy cómoda en producciones argentinas. Basta recordar su participación en ?Nueces para el amor? y ?Una estrella y dos cafés? ambas de Alberto Lecchi y en ?El lado oscuro del corazón? de Eliseo Subiela. En cuanto a Grandinetti, hacía rato que no se lo veía tan bien consustanciado con su personaje, devolviendo un poco al actor que surgió gracias a la mano de Alejandro Doria en ?Darse cuenta? (debut), ?Esperando la carroza? y ?Cien veces no debo?. Posiblemente haya sido Eliseo Subiela quien contribuyó a la consagración del actor (?El lado oscuro del corazón?, ?No te mueras sin decirme a donde vas?) aunque fue Almodóvar quien seguramente consolidó su carrera incluso internacional cuando lo dirigió en ?Hable con ella?.

Con aspectos técnicos (fotografía, música) muy logrados que hablan de una producción sumamente cuidadosa, el mayor mérito de ?Quiéreme? se encuentra en saber contar una historia que interesa, con intérpretes bien seleccionados y de gran y parejo desempeño.

Publicado en Leedor el 16-11-2007