Fuego de Deepa Mehta

0
17

A raíz de la última proyección que se hizo dentro del ciclo que organiza Locas por el cine Ana Rubiolo establece una relación entre la idea de Amo-esclavo de Hegel y la película hindú Fuego de Deepa MehtaHegel, el amo y el esclavo y la película ?Fuego? de Deepa Mehta

Esta imagen de una relación en tensión entre Amo y esclavo que Hegel postula como dialéctica, me trae muchísimas otras imágenes por contigüidad.

La imagen de Hegel es un circulo cerrado, donde se juegan el poder y el reconocimiento.
Un reconocimiento básico existencial. Soy en la medida que soy para el otro. El Amo es Amo en la medida que es reconocido por su sirviente y ejerce su poder sobre él.

El esclavo es esclavo en tanto cede su poder al amo y reconoce al Amo como Amo. Hambriento de un reconocimiento y anhelándolo toda su vida, el esclavo sigue enredado en los designios y saberes del Amo.

Después de ver una película como ?Fuego? otras imágenes se iluminan con su llamarada.
La línea vertical Amo-esclavo se desplaza hacia la horizontal: semejante-semejante, oprimido-oprimido, mujer-mujer.

Esta línea ya no troncal sino rizomática es la que ilumina la película.
El seudo-reconocimiento que no vitaliza un marido, una suegra, un gurú, una cultura, es genuino reconocimiento en la relación con una semejante, una igual, una que sufre lo que yo sufro, y que se vuelve una compañera de ruta.

Pero romper con tal precisa verticalidad diseñada desde milenios no es posible, sin pasar por un terremoto conceptual.
A través de una metáfora reiterada en la película: ?la prueba del fuego? a la que el mito indú somete a las mujeres, infierno que Deepa Mehta intenta simbolizar, eso que nos pasa a muchas mujeres y doblemente a muchas lesbianas cuando rompemos con la verticalidad que nos ata al Amo.

Un terremoto de ideas, emociones, lugares, historias, sensaciones, imágenes, palabras, gestos… Todo se da vuelta, tambalea, se resignifica, en ese encuentro con la semejante.
La imagen propia ante el espejo cambia porque hemos sido miradas de otra manera. Hemos sido reconocidas de otra manera. Sita reconoce a Radha, Radha reconoce a Sita. Se reconocen mutuamente como mujeres, como amantes, como seres que existen por si mismas.

Es otro el poder que se juega, otra la transformación que producen las llamas en el imaginario simbólico que propone la película.

Rota la alianza marital Marido-esposa, surge una nueva alianza y otra manera de sobrevivir, de resistir lesbiana-lesbiana, mujer-mujer, semejante-semejante.

El ciclo Cine de Lesbianas
organizado por Locas por el Cine
proyecta films cada dos domingos
en “La Salita”
Hipolito Yrigoyen 1862
t.e. 4381-5447
cel. 15 62040268

Publicado en Leedor el 28-09-2007