Suerte

0
8

Una historia sencilla, un tema complejo, una impecable actuación hace de Suerte una pieza llena de fuerza y sensaciones.Compilado de probables formas de quitarse la vida, vista desde la aguda y tragicómica mirada de Marcelo Savignone y de manera original ?Suerte? nos enfrenta a la problemática del suicidio, la soledad y la frustración.

Esta historia de un hombre despechado que ejercita diferentes formas de quitarse la vida posee una cuota equilibrada de drama y humor: la historia va y viene entre emociones encontradas y el espectador no queda libre de ellas.

Con una gran trabajo actoral, Savignone nos hace reír con la representación de esas pequeñas cosas que nos hacen perder la paciencia cuando tenemos un mal día e inmediatamente, en medio de una carcajada, nos da cuenta del sufrimiento por el que atraviesa el personaje y nos callamos, no sin cierta culpa.

Excelentemente interpretada, este unipersonal es construido y contado a través de canciones (que el mismo actor interpreta), silencios y unas pocas líneas de texto (breves charlas telefónicas en las cuales solo escuchamos al protagonista), el resto hay que leerlo en el lenguaje corporal-coreográfico de Savignone.

La obra tiene además intervenciones de video, una muy buena escenografia (que representa un monoambiente de atmósfera opresiva), iluminación y efectos de sonido (se puede escuchar hasta el ruido del viejo motor de la heladera) que la potencian.

Una historia sencilla, un tema complejo, una impecable actuación hace de Suerte una pieza llena de fuerza y sensaciones.

Publicado en Leedor el 21-09-2007