Daniel Drexler y Vacío

0
9

Es increíble lo que puede lograrse con apenas una guitarra acústica… Daniel Drexler presentó su ultimo disco en La Vaca Profana

Es increíble lo que puede lograrse con apenas una guitarra acústica, algunos efectos y la dosis justa de talento y buen gusto. Es lo primero que uno piensa al ver a Daniel Drexler, llevando adelante un show cálido e intimista sin mas compañía que sus propias musas.

Las canciones van surgiendo de a poco, como agua que brota de un manantial. Usando hábilmente un ?pedal? de efectos, el músico uruguayo graba uno o varios ?loops? que se van repitiendo para formar un collage sonoro, sobre el cual irá agregando la voz y la guitarra (esta vez a la vieja usanza). Tal vez por eso cada tema parece como una invención creada en el momento (de hecho, la improvisación juega un importante papel también), dándole al show una frescura especial. Los ?traks interactivos? en los que el publico se prendió cantando, tímidamente al principio y con ganas después, fueron fundamentales para generar un clima de intimidad y un ida y vuelta con el músico que duraría toda la noche, transformándose en uno de los rasgos más sobresalientes de la velada.

Hay que destacar también la presencia de los músicos invitados. Pablo Grinjot en violín y Andrés Orozco en ?berimviola?, (guitarra acústica tocada con un palito) quienes le dieron otro color y textura a las canciones.

Daniel Drexler es integrante de una nueva camada de músicos uruguayos, con una propuesta musical, poética y estética novedosa y original. Para no perderse.

?Vacío? es el tercer disco de Daniel Drexler, fue editado en 2006 por Random Records. Cuenta con la participación de artistas invitados como Fernando Cabrera, Kevin Johansen, Hugo Fatorruso, Jorge Drexler y Martín Buscaglia, entre otros.
Fue grabado en Buenos Aires, La Patagonia, Montevideo y Maldonado.
Trece tracks con el vacío como eje y motivador de creación.

La vaca profana
Lavalle 3683
tel: 4867-0934

Publicado en Leedor 21-09-2007

Compartir
Artículo anteriorEstrenos: Sicko
Artículo siguienteCiudadela