7º Festival de Cine Alemán

0
6

Entre el 13 y 19 de setiembre tuvo lugar la séptima edición del festival del cine alemán. Leedor estuvo presente y este es su informe.


Con un total de catorce nuevos films y numerosos cortometrajes además de la presentación, con música en vivo, del clásico ?Fausto? de Friedrich Murnau se realizó una nueva muestra del cine alemán, la séptima desde el año 1999.

Impecablemente organizada por Gustav Wilhelmi, representante del cine alemán en Argentina, y con una amplia cobertura para la prensa local (funciones privadas, presencia de una delegación alemana, etc) se desarrolló este nuevo capítulo de un evento que viene demostrando año tras año la variedad y calidad de una cinematografía en plena expansión.

Difícil resultó seleccionar, entre la quincena de títulos presentados, los más representativos pero la impresión que dejaron los siete finalmente vistos es que el nivel de la muestra fue muy parejo y que de haber visto todos esa sensación no hubiese cambiado radicalmente.

La película que inauguró la muestra, ?El sabor del Edén? de Michael Hofmann, fue estrenada este mismo jueves y como afirmábamos en nota aparte, además de sus innegables valores, era ponderable la oportuna decisión de su distribuidor de presentarla ya mismo.

Como es habitual en este tipo de muestras, para muchos de estos films no existirá otra oportunidad de verlos ya que no serán adquiridos por ninguna distribuidora local. Por suerte hay al menos tres, además del ya estrenado, que tienen asegurada su presentación local al haber sido adquiridos por la misma empresa que nos trajo ?La vida de los otros? y ?La caída?. A ellos nos referimos seguidamente dejando para el final otros tres títulos que es poco factible que se vuelvan a ver en nuestras salas cinematográficas.

Es probable que ?Cuatro minutos? (?Vier minuten?) de Chris Kraus sea la obra más impactante de todas las que se pudieron ver, al plantear una tensa y por momentos extremadamente dura relación entre dos mujeres separadas por varias generaciones. Una es Jenny, una adolescente acusada de un feroz crimen, quien manifiesta un talento particular para la música que la vincula con la señora Kruger. Esta, profesora de piano dentro de la prisión arrastra un pasado que se remonta a la segunda guerra mundial y que ella prefiere ocultar. Tanto la joven Hannah Herzprung como la veterana actriz Monica Bleibtreu consiguen momentos de gran intensidad, como si trataran permanentemente de rivalizar en un duelo dramático donde no se aprecia un claro ganador. El gran mérito de Kraus es haber asumido grandes riesgos al plantear situaciones extremas que corrían el riesgo de caer en el ridículo, lo que no acontece en ningún momento de las casi dos horas que dura el relato.

?Los falsificadores? (?Die Fälscher?) de Stefan Ruzowitzky transcurre casi en su totalidad en campos de concentración hacia el final de la guerra, aunque en verdad es un extenso flashback donde su personaje central, un judío con talento para la falsificación de dineros y documentos, recuerda la tremenda disyuntiva planteada al tener que elegir entre su supervivencia y la cuestión moral de colaborar con el enemigo. Entre los actores se destacan Kart Markovics en el rol central y Devid Striesow, también visto en ?El sabor del Edén? y en el film ?Yella?, al que nos referiremos más adelante.

Es indudable que el peso del nazismo continúa presente en una parte considerable de la nueva cinematografía alemana y prueba de ello es otra película con distribución local garantizada. Nos referimos a ?Mi Führer? del director Dani Levy que toma una posición algo riesgosa y no siempre lograda al presentar a un Hitler dubitativo y por momentos anímicamente débil que resuelve ?salvar?, a cambio de que le ayude a mejorar sus discursos, a un profesor judío de locución. En este rol que sería además el último de su carrera se destaca Ulrich Mühe (?La vida de los otros?).

Además de los films antes citados se han visto otras tres expresiones muy diversas en cuanto a temática y ambientación, y con pocas chances de ser estrenadas, las que se resumen seguidamente.

?Decisiones de ultratumba?, traducción muy poco feliz del título original ?Wer früher stirbt ist länger tot? (literalmente: ?Quien muere más temprano está muerto por más tiempo?) no es un film del género de terror sino más bien una tierna historia de un niño que carga con la culpa de que su madre haya muerto en el momento del parto que le dio la vida. Markus Krojer, de sólo once años, es pura expresividad en esta historia con personajes queribles como su padre, una maestra enamoradiza y hasta su marido, un excéntrico y celoso locutor de radio. A notar la jerga bávara tan típica del sur de Alemania.

?Losers and Winners?, uno de los dos documentales de la muestra, dirigido por Ulrike Franke y Michael Loeken, es un interesante testimonio de cómo la caída del precio del carbón (coque) produjo la venta y el desmontaje de una enorme planta del producto para ser íntegramente trasladada a la China. Para ello fue necesaria la presencia de 400 operarios de dicho país. Además de espectaculares tomas aéreas, la película muestra la por momentos difícil convivencia entre alemanes y chinos.

Probablemente ?Yella? de Christian Petzold se encuentre entre lo más flojo de la muestra pese a las buenas actuaciones de la actriz cuyo personaje da nombre al film (Nina Hoss) y del ya mencionado Devid Striesow. Vista anteriormente en el último BAFICI y seleccionada para el Festival de Berlín, ?Yella? se mete en el mundo de los negocios y las finanzas aunque de manera superficial y agrega a ello una trama inverosímil que tiene al marido de la protagonista acosándola en forma permanente. De todos modos esta obra fallida no opaca en absoluto al alto nivel promedio de esta refrescante nueva muestra del nuevo cine alemán.

Publicado en Leedor el 23-09-2007