Casa

0
6

La nueva obra de la bailarina Gabriela Prado y el arquitecto Gerardo itvak, Casa, urgencia de la intimidad de los espacios, está basada en el prólogo “La chica del bosque” de León Ferrari
Arquitectura, danza y video en una propuesta tentadora para ver con
resultados muy acertados. Desde un punto de partida nos vamos acercando a esta “casa” a partir del deleite perceptivo donde el trabajo a nivel formal decididamente acapara los puntos de vistas de los espectadores.

En primera instancia el video de Julia Fisicaro nos atrapa y arroja
pequeños indicios de lo que procede; flores y caminos que marcan los
recorridos del cuerpo de la protagonista. Y en un segundo momento; ya
ubicados como espectadores convencionales; el cuerpo en movimiento, el
diseño de la iluminación y la música coexistirán de un modo muy armónico para crear una atmósfera no cotidiana y original.

La nueva obra de la bailarina Gabriela Prado y el arquitecto Gerardo
Litvak, está basada en el prólogo “La chica del bosque” de León Ferrari, sin embargo las conexiones de todo aquello que sucede en escena parecería eludir cualquier vínculo narrativo. Tan sólo, y con excelentes resultados, la conmoción perceptiva parece ser el fin último de Casa…

La delimitación de espacios diferenciados es aquello que marca el
devenir de la obra. A la proyección de video-danza le sucede un primer ambiente en lo alto del espacio escénico donde movimientos leves y sostenidos con algunas rupturas a través de pequeños impulsos, construyen un espacio estático y de difícil percepción debido a la yuxtaposión del cuerpo y el diseño de luces.

Un segundo ambiente es construido en el centro del espacio, y
estableciendo un vínculo corporal estrecho con el espectador, Gabriela
Prado recorre una pasarela que funciona a modo de caminos rectos. Sin embargo, las trayectorias que realiza rompen toda linealidad.
Verdaderamente Gabriela Prado se destaca no sólo por su indiscutible
nivel técnico y resistencia física sino también por su presencia en
escena: sus movimientos a pesar de ocupar pequeños lugares de la
inmensidad del espacio, atrapa la completitud de las miradas.

Casa, urgencia de la intimidad de los espacios desorienta a la hora de narrar una historia o expresar una idea pero eso no resta al gusto estético de esta obra que une a artistas de diferentes campos creativos.

Publicado en Leedor el 12-09-2007