Luther Blissett

0
8

¿Quién es Luther Blissett?… ¿y si Luther Blissett, somos todos? Fuenteovejuna ataca de nuevo.Fuenteovejuna ataca de nuevo.

– ¿Quién mató al Comendador?
– Fuenteovejuna, señor.

Como en la obra de Lope, Luther Blissett podemos ser todos.

En el origen, la palabra.

¿Hipertexto o architexto? ¿Discusión bizantina? Puede ser, yo prefiero architexto, es una palabra mucho más simpática y más oscura. Por un lado, suena a arquetipo y a arjé, a comienzo. Porque la red, el Internet, tiene un comienzo y todavía más, tiene un origen? No todo es links en la viña del señor. Déjenme tener esa utopía modernista, pensar que el http no es un mero compilado de citas subidas por cualquiera para que la información circule libremente y los significados entablen alegres relaciones de superficie, gracias al más universal y democrático de los lenguajes, el lenguaje de todos los hombres libres de buena voluntad. ¿Pensaron que me estaba refiriendo al esperanto o al inglés mal hablado? No, me refiero al 01010011.
Y después del http, todo cambió, se separaron los cielos, la tierra y las aguas.
Y se crearon millones de https nuevos, actuaciones singulares de esa gran competencia madrelingua, hecha de la misma materia de los sueños, como Leedor.com

¿Quién es Luther Blissett? ¿Luther Blissett, somos todos?

Se sabe que era el nombre de un jugador de fútbol oriundo de Jamaica que jugaba en el Milan y que en la década de los 90 fue adoptado por la resistencia cultural y económica europea (especialmente italiana) quedando como seudónimo y sinónimo de Multiusuario, usuario múltiple, cualquiera.
Es decir, abajo el copyright, afirmemos el copyleft. Cualquiera podía expresar su disconformidad o contraformidad hacia el sistema bajo ese nombre. Era como un síntoma colectivo. En su mezcla de anónimos, es un torrente de architextos que provienen de fuentes destacadas por su lucidez: los situacionistas y antes que ellos, el dadaísmo. Después de ellos, claro está, el resto de todo lo que vale la pena ser citado: el anarquismo, el movimiento punk, la guerrilla anti massmedia?
Un lugar central que casi nadie discute se le atribuye a la Universidad de Bologna. Esta característica, además de la cercanía de su modo de actuar con el concepto de Obra Abierta (¿el architexto otra vez?), la existencia de un grupo Q que firmaba novelas anónimamente escritas, todos estos factores hicieron sospechar que detrás de Luther Blissett se movía el mismísimo Umberto Eco.

Hechos para destacar de este colectivo, hay muchísimos. El Asalto a Mondadori, una burla exquisita a una de las principales editoriales italianas, propiedad del magnate multimedios todopoderoso ex Primer Ministro de la Repubblica Italiana, Silvio Berlusconi, quien compra un libro falso escrito por nuestro Blissett, titulado net.gener@tion, que fue un fracaso y costó mucho dinero a la editorial, al desenmascarar el propio autor toda la farsa.

La guerra es la madre de todas las cosas.

Pero entonces, detrás de nuestro multiusuario se esconden manos muy distintas que hacen y deshacen lo que creen necesario, porque en realidad, Luther Blissett es una categoría, un trampolín, un suave tiro que cada uno dirige hacia lo que cree.
Así, el zapatismo mexicano tomará mucho de sus formas y creará propias (las que la izquierda tradicional tratará de explicar, deglutir y vestir, como los pasamontañas piqueteros).
También hay cierto Andy Warhol realizando una obra con su nombre, el retrato de un esquizofrénico.
Y están los globalifóbicos que utilizaban los matafuegos como armas de choque contra la policía de Berlusconi, elemento ideal y para tener en cuenta, ya que gracias a las normas de seguridad ineludibles en el primer mundo, es un elemento tan presente en todos los edificios que es profundamente anónimo.
Etc.

Muerte de Luther Blissett y nacimiento de un nuevo proyecto.

Hacia final de la década, nuestro ignoto personaje múltiple se hizo el harakiri en un ritual colectivo. Mucho más sabio que sus antecesores ? especialmente las vanguardias históricas-, decide matarse solo antes que entrar a los museos y las cátedras de Historia del Arte (de todos modos, su influencia en el net art es decisiva e imborrable, y esta es la discusión de la próxima nota).
Pero tener un caos dentro y poner en el mundo una estrella danzante significa, básicamente, resucitar. Por eso, hoy Luther Blissett ha resurgido con nuevas investigaciones, bajo el sugerente nombre de Wu Ming Foundation.

De ahora en más, todo puede ser mentira. Desconfíen sistemáticamente, en especial de lo que acabo de escribir da cappo hasta acá, o investiguen por su propia cuenta, desafiando todas las autoridades posibles de la red y fuera de ella y recorran su propia aventura por el mundo de los nombres y apellidos.
A los interesados en el tema, les recomiendo continuar investigando en http://www.hell.com/xit.html

Publicado en Leedor el 7-8-2007

Compartir
Artículo anteriorFrío
Artículo siguienteHomero Manzi