Lennon está vivo!

0
7

El espíritu de Lennon está más vivo que nunca. Amnesty International acaba de editar Make Some Noise con el objetivo de alertar e informar al mundo sobre la violenta situación en Darfur. En un mundo dividido por la guerra fría y sumergido en Vietnam en la agonía de los ?60, John Lennon descubrió que la fama podía ser útil, socialmente útil. Y no me refiero al tipo de cosas que aparecen en Gente.
En parte se lo debemos a Yoko Ono, ellos sabían que el casamiento de un Beatle no podía estar en otro lugar más que en las tapas de todos los diarios del mundo, especialmente si se casaba con esa chica fea y polémica. Así las cosas, decidieron usar ese espacio para algo bastante más importante y noble que un simple chisme: una campaña por la paz mundial, conducida desde su propia cama para generar aun más ruido.
Discutir la utilidad de este tipo de acciones es, a su vez, inútil. Si bien el mundo sigue en guerra, instalar una utopía en todos los medios durante semanas, usando apenas una simple gacetilla de prensa, es una idea brillante y es algo útil en sí mismo. Hubo un momento en el que la paz mundial fue posible, precisamente porque se estaba discutiendo si era posible o no. Si nadie se Imagina lo contrario, si nadie duda ni discute, muchas cosas seguirán pasando en este mundo. Para hacer realidad un sueño hay que plantearlo y lograr que todo el mundo hable de él.

El espíritu de Lennon y de esta historia está más vivo que nunca. Amnesty International acaba de editar un disco de covers llamado Make Some Noise con el objetivo de alertar e informar al mundo sobre la situación en Darfur, Sudán, donde millones de personas están viviendo una tragedia. Las matanzas indiscriminadas se han llevado cientos de miles de vidas y más de DOS MILLONES Y MEDIO de personas han tenido que huir hacia la incierta salvación de los campos de refugiados. Para poner un poco de realidad a estos números basta decir que esto equivale a la cuarta parte (1 de cada 4) de la población de Buenos Aires. Si en Argentina la última dictadura dejó una marca imborrable, (desgraciadamente) no es difícil imaginar la magnitud y gravedad de este desastre.
Más allá de cumplir con un objetivo humanitario, detrás de todo esto hay un excelente disco del que participan U2, R.E.M., Christina Aguilera, Aerosmith, Lenny Kravitz, The Cure, Avril Lavigne, Green Day, Black Eyed Peas, Matisyahu, The Flaming Lips, Corinne Bailey Rae, Regina Spektor, Duran Duran, Youssou N?Dour, Jacob Dylan y Dhani Harrison (los hijos de Bob y George) y A-ha entre otros.

Estoy seguro de que muchos de estos músicos no son del agrado de todos (me incluyo) pero es interesante mirar un poco en perspectiva para ver algo más importante: la variedad de estilos y gustos que abarcan es realmente impactante. Pocos son capaces de inspirar a tantos y tan diferentes artistas. Además, no en vano dicen las abuelas que en la variedad está el gusto.

Otro detalle remarcable del disco es la dualidad de las versiones que tiene. Cada artista interpreta con su sello personal el tema que eligió, cada uno parece ser un tema propio en vez de un cover; sin embargo todos respetaron la esencia, el espíritu de cada tema, a tal punto que da la sensación de que el tema original hubiese tenido siempre esta otra posibilidad escondida en alguna parte, esperando que alguien la encuentre.
Muchas veces a la hora de versionar una tema, queda demasiado parecido al original sin aportar nada nuevo; en otros casos, tratando de innovar se termina desnaturalizando una canción sin ningún sentido. Nada de esto pasa en este disco, algunas versiones son más felices que otras, siempre pasa en estos casos, pero todas son propuestas interesantes que vale la pena escuchar.

Aunque me cuesta darle la mano a Yoko Ono, personalmente pienso que Lennon hubiera estado de acuerdo con la propuesta de este disco. Si sirve de algo o no hacer algo así es una discusión añeja e inútil, no tiene sentido debatir esto mientras siga existiendo la violencia, la tortura y la guerra.

Por lo pronto puedo decir que en mi caso ha funcionado, no supe de la existencia de este problema hasta que compré el disco, ya que a pesar de su gravedad, no ha tenido todavía la difusión que merece en los medios. Además, sin ir mas lejos, lo que sea que comentes a quien sea, tiene su origen en un simple pedazo de cartón que está delante mío mientras escribo estas líneas. ¿Nos parece poco?.

Make some noise ? The amnesty internacional campaign to save Darfur
Editado por Warner Bros. Records
Año 2007

Compartir
Artículo anteriorUna pastilla para olvidar
Artículo siguienteFicción