Miguel Mitlag

0
5

El próximo jueves 28 de junio, Malba inaugura Contemporáneo 19. Miguel Mitlag. Códex platino, una nueva edición del programa Contemporáneo dedicada al proyecto de un artista individual. La exposición sigue la línea planteada en 2005 con el Darkroom de Roberto Jacoby y en 2006 con el mexicano Carlos Amorales.

Por primera vez Miguel Mitlag (Buenos Aires, 1969) exhibe una colección de objetos y situaciones, ideados y construidos especialmente para la ocasión. Se trata de un proyecto compuesto por una acumulación de elementos aparentemente dispares, entre otros, una casa de cambio, un trampolín, la estructura de un cartel de publicidad de vía pública y una biblioteca de libros de autoayuda. El artista propone establecer nuevas relaciones entre las personas y las cosas en un paisaje descontextualizado. ?Me interesan especialmente los materiales usados y cómo estos se perciben en el espacio, así como las maneras posibles en que un sujeto actuaría en ese espacio?, afirma Mitlag.

Para él, los materiales elegidos son -a veces- funcionales a las estructuras, y otras son el reflejo exacerbado de un uso cotidiano que no cumplen ninguna función explícita sino que aluden a cosas abstractas o sensoriales, como texturas o formas. ?Busco una manera de llevar los materiales a su uso-frontera, forzarlos en su utilidad para hacer que se relacionen de otras formas con su entorno?, explica.

Versiones de lo real

Las obras de Mitlag ?sus fotografías y proyectos tridimensionales?, parten de la reproducción de espacios y ambientes preexistentes, que se van alterando en la mente del artista, hasta transformarse en una versión viciada de lo real. Hasta hace poco tiempo, sus escenificaciones tenían una finalidad concreta: ser fotografiadas. Pero desde 2004 empezó a mostrarlas sin la mediación fotográfica, expuestas en toda su rareza a la visión directa del espectador.
?Quiero transmitir una nebulosa de ideas, sensaciones y deseos?, analiza el artista, quien en 2003 recibió la Beca Kuitca para asistir al Programa de Talleres para las Artes Visuales del Centro Cultural Ricardo Rojas. Y concluye: ?Me gusta pensar en un pseudo-realismo: el momento en que un elemento reconocible cumple una función no del todo clara, que también interfiere y perturba el normal funcionamiento del conjunto y que su utilidad acaba de ser desplazada por esa pequeña dosis de interferencia. Presencias de pseudo-realismo aparecen en mi trabajo en los revestimientos, en lo funcional y disfuncional, en las estructuras utilitarias?.

Puntualmente, los objetos y escenas que construye son distintas facetas de un conjunto de obras que presentan referencias arquetípicas, trabajos sobre las superficies de los materiales y una relación de distancia variable con el visitante.

Estas referencias o temas pueden ser pensados como elementos relacionados en un relato polifónico. Por ejemplo: cabina de cambio: deseo de cambio; trampolín: situación de riesgo / eficacia del deporte; libros: información pura / conocimiento; cartel de vía pública: tecnología mercantil / medios de comunicación; frase sobre acrílico: invocación / creencia.

A la vez, desde una mirada general, la muestra plantea dos ejes que la articulan:

1) Desde el título Códex platino, se vincula con un tipo de sintaxis de archivo, de estructura y de acumulación lógica y gratuita, que tiene su referencia principal en El Códex Atlántico, de Leonardo Da Vinci, texto que reúne ideas sueltas que el artista registraba en cuadernillos numerados, sobre temas que lo inquietaban. ?Así como el eje de ese libro no es otro que el producto de la mirada de la realidad florentina-italiana-europea del 1500 y sus oblicuidades, Códex Platino se ubica en los márgenes del Río de la Plata, un río desmitificado y estropeado, transfigurado y vinculado al Platino y todo el atlas de connotaciones posibles: el mito quirúrgico del brillo del metal galvanizado?, reconoce Mitlag.

2) Desde el texto-cartel ?Se terminó la suerte? ?también presente en la exposición- se entiende una especie de invocación mentalista, una oración suelta seudo publicitaria, una imagen gráfica que impregna la exposición de un efecto dramático, climático y esotérico.

Biografía

Miguel Mitlag (1969, Buenos Aires) estudió Dirección de Cine en la Universidad del Cine de Buenos Aires. Asistió a talleres de fotografía con Juan Carlos Villareal (1990), Alberto Goldenstein (2000) y a una clínica de obra con Jorge Gumier Maier (2001). Durante 1991 y 1992 realizó talleres en el International Center of Photography, de New York. En 2000 obtuvo el Subsidio a la Creación Artística de la Fundación Antorchas y en 2003 recibió una beca para asistir al Programa de Talleres para las Artes Visuales C. C. R. Rojas – UBA | Kuitca.
Dirigió los documentales Cenando con Suárez (1997) y Una historia del trash rococó (2004). Y en la década del 90? integró Ar Detroy, compañía de arte experimental.
Mitlag realizó exposiciones individuales en la galería Braga Menéndez (2006) y en la Fotogalería del C. C. R. Rojas (2002). Participó en diversas exposiciones colectivas tales como Expansive Link, Galería Diverse Works, Houston, EUA (2007); Civilización y Barbarie (argentinos contemporáneos), Brasil, Guatemala, Panamá, Chile, Argentina (2004-2006); No Tango, Berlín, Alemania (2004); Barilaro-Mitlag, Espacio Vox, Bahía Blanca (2001) y Fotografía Argentina, junto a Ar Detroy, en el MAMBA Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (1999).
En 2004, su instalación Patio interior formó parte del Proyecto Red. Al año siguiente recibió el Primer Premio de la Bienal Nacional de Arte de Bahía Blanca. Y en 2006, la obra Plataforma striper fue seleccionada para el Premio ArteBA-Petrobras.

Actividad relacionada con la exposición

Encuentro de debate con Miguel Mitlag y Cecilia Szalkowikcz
Viernes 6 de julio a las 18:00. Sala de Contemporáneo.
Entrada libre y gratuita.

Publicado en Leedor el 20-06-2007

Compartir
Artículo anteriorFotografías
Artículo siguienteUltimos Estrenos