Marta Parga

0
12

Estuvimos en la muestra de Marta Parga en la Galería Coppa Oliver que se inaugura mañana. Te la recomendamos MARTA PARGA. Interacciones espaciales.

Por Julio Portela
Exposición: ?Marta Parga: Luz [?] Acción?
Coppa Oliver Arte
Talcahuano 1287 ? Buenos Aires.
Hasta el 7 de julio de 2007.

La acción que se ejerce recíprocamente entre dos o más fuerzas está presente en la obra de Marta Parga, que observamos en la Galería Coppa Oliver ? Arte.

No encontramos aquí superficies de color en el sentido clásico de la apreciación de la pintura ni tratamientos exóticos de la materia. Advertimos sí relieves en blanco que representan la luz o todos los colores y también realces en negro como la negación misma del color o la representación de las tinieblas.

Esta ambivalencia o juego de los opuestos, de la luz y de las sombras, está presente en casi todas las obras mostradas en esta exposición.
La artista trabajó varillas en madera de palo blanco o también en aluminio que fueron pintadas en blanco o negro. Estas pequeñas piezas fueron más tarde distribuidas en el plano ? se nos ocurre con excelsa paciencia- ya sea colocándolas tangencialmente, o bien acostadas o enruladas sobre el mismo.

Esta forma de expresión crea ilusiones ópticas distintivas del arte cinético a partir de su distribución en la superficie de acuerdo con la distinta extensión de las astillas, que fuera predeterminada por la artista con precisión milimétrica.

Esta cualidad revela asimismo en su rigor la extensa formación de la artista en la disciplina del dibujo tomando como modelo las esculturas, que le permite crear resaltes a partir de un diseño primero en una superficie plana.

La disposición adyacente del material en distintos tamaños va creando los relieves que luego el ojo se encarga de transformar, creando la ilusión – a veces – de paisajes de grandes dunas con sus valles a punto de moverse por la acción del viento, o convertirlas en ?manchas? de un tapiz de lana característico de un diseño del modernismo, o transformándolas en rayas negras sobre un fondo blanco del pelaje de una cebra.

También acompaña al movimiento de los elementos en la superficie el desplazamiento del espectador, condición necesaria para una interpretación del arte cinético que se sustenta precisamente en la búsqueda del movimiento.

Recomendamos muy especialmente esta exposición que les permitirá percibir las vibraciones de las curiosas representaciones de Marta Parga.

Publicado en Leedor el 13-06-2007