Museo del Patrimonio

0
4

El Museo del Patrimonio del Palacio de Aguas Corrientes contiene una variada colección de antiguos artefactos sanitarios y ambientación de época realizada con muebles y equipamiento de la primera empresa del rubro denominada Obras Sanitarias de la Nación.MUSEO DEL PATRIMONIO DEL PALACIO DE AGUAS CORRIENTES

Riobamba 750 1º. Piso ? Buenos Aires
Lunes a viernes de 9 a 13 hs
Visitas guiadas: lunes, miércoles y viernes a las 11 hs

El Palacio de las Aguas Corrientes, con su excepcional arquitectura exterior y los tanques de hierro en su interior de características monumentales, contiene asimismo una variada colección de antiguos artefactos sanitarios y ambientación de época realizada con muebles y equipamiento de la primera empresa del rubro denominada Obras Sanitarias de la Nación, -hoy AySA Sociedad Anónima-.
Siguiendo la interesante y bien ilustrada folletería, nos informamos que el edificio que ahora contemplamos fue el resultado de la aplicación de la magnificencia y esplendor y de los deseos de realizar obras, que caracterizó a la generación del 80 y que se plasmaron en numerosas obras públicas.
El proyecto del Palacio de las Aguas Corrientes, elaborado por el ingeniero sueco Carlos A.B. Nystromer, el arquitecto noruego Olaf Boye y la empresa británica Bateman, Parsons and Bateman, se convirtió en una de las obras más representativas que identifican a la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo el común de los habitantes desconoce su finalidad principal por encontrarse escondida detrás de la fachada de coloridas cerámicas: siendo la de albergar los doce tanques metálicos con capacidad total para 72.000 toneladas de agua potable.
Es el Museo del primer piso el que aloja la mayor parte de la historia sanitaria de la ciudad, cuando ésta se dispuso a entrar en la modernidad.
Encontramos objetos que documentan el origen del monumental edificio, antiguos artefactos sanitarios, grifería y cañerías utilizadas desde principios del siglo XX en las viviendas porteñas, como asimismo maquetas, publicidad de época y planos históricos de las instalaciones sanitarias de la ciudad.
Entre las curiosidades expuestas encontramos un bidet portátil, circa 1910, como asimismo inodoros-lavatorios (modelos 1969 y 1970) diseñados exclusivamente para las cárceles que incluían el lavabo y accesorios en una sola pieza.
También seleccionamos un curioso inodoro-bidet con división interior cuyo modelo inicial fue diseñado en 1940 por un médico especialista en el tratamiento de hemorroides. Este sorprendente artefacto que nunca fue aprobado, posee bidet e inodoro en dos tazas independientes dentro de un mismo artefacto. Emplea el sistema sifónico y está realizado en gres cerámico esmaltado, su tapa es de madera y tiene incisa la marca ??Preventorium??.
También nos enteramos que los inodoros de ??taza o palangana?? constituían una variante más modesta del inodoro de pedestal; pero además servían como vaciadero para eliminar los desperdicios domésticos. Eran de procedencia inglesa y se encuentran distribuidos entre las numerosas piezas del Museo.
Asimismo el inodoro ??a la turca? que data de 1900 es otra de las rarezas por estar diseñado para ser colocado a nivel del piso, que luego se cubría con una chapa enlozada o una lámina de mármol.
Por sus dibujos de gran belleza merecen destacarse las piezas en cerámica para revestimiento de las fachadas, algunas de las cuales en el Museo se presentan separadas pero agrupadas en un panel para poder admirarlas desde cerca.
Recomendamos muy especialmente este Museo por la rareza de su temática que nos permite conocer la evolución de las obras sanitarias en sus artefactos de curiosas y a veces elegantes formas, todo lo cual nos permite señalarlo como otra representación de la cultura del país.

Publicado en Leedor el 5-06-2007

Compartir
Artículo anteriorCine de Temática Sexual
Artículo siguienteOlympica