Cannes 2007

0
6

Recién llegado de Cannes, Fredy Friedlander nos cuenta el Festival más prestigioso del mundo cinéfilo. Leedor estuvo ahí.
FESTIVAL DE CANNES 2007

Este año el Festival de Cannes festejó con gran despliegue sus 60 años y muchos pensaron que el país anfitrión se llevaría la Palma de Oro, que le es esquiva desde 1987.

La competición oficial contó con 22 películas, algunas de ellas de realizadores que ya habían ganado la Palma de Oro en el pasado. La inauguración del Festival (miércoles 16 de mayo) estuvo a cargo de Wong Kar Wai, quien fuera su presidente en el 2006, pero ?My Blueberry Nights? defraudó en parte las expectativas. Filmada en Estados Unidos está bastante por debajo de obras anteriores como ?Con ánimo de amar? y ?2046?.

La sorpresa vendría apenas un día más tarde cuando además de la exitosa presentación de ?Zodíaco?, ya estrenada en nuestro país, se viera en competición el film rumano: ?4 meses, 3 semanas y dos días?, del poco conocido realizador Cristian Mungiu. La crítica fue unánimemente favorable y, pese a que el Festival recién comenzaba, más de uno ya se animó a vaticinar que estábamos frente a una de las candidatas al máximo premio. Ambientada dos años antes de la caída de Ceausescu, refiere el caso de una joven embarazada a quien ayuda una compañera para instalarla ilegalmente en un hotel, donde se le practicará un aborto. Dos actrices excepcionales (Anamaría Marinca y Laura Vasiliu), magníficamente conducidas por el director, y un manejo notable de la cámara logran transmitir la angustia de tan penosa situación.

En los siguientes tres días sólo ?No Country for Old Men?, de los hermanos Coen, generó cierto entusiasmo. No gustaron el musical ?Les chansons d?amour?, primero de tres films franceses en competición, ni ?The Banishment? film ruso de Andrei Zviaguintsev (?El regreso?) de excesiva duración (150 minutos). Tampoco impactó ?Tehilim? (?Psalmos?), film israelí de Raphael Nadjari que transcurre en Jerusalem, y fue tibia la recepción acordada a ?Breath? (?Aliento?) del prolífico Kim Ki-Duk (?Primavera, verano??, ?El arco?, ?El tiempo?).

Los más relevante del primer fin de semana fue la presentación de la compilación ?Chacun son Cinéma?, una serie de 33 cortos de unos tres minutos cada uno ideada por Gilles Jacob, director del Festival de Cannes desde hace treinta años. Tanto los films de la competición oficial como los de la sección ?Un certain regard? (?Una cierta mirada?) eran inevitablemente precedidos por uno de estos cortos. Entre sus realizadores, todos presentes salvo von Trier y Yimou, están casi todos los ganadores de la Palma de Oro de los últimos 20 años con apellidos tan ilustres como: Loach, Dardenne, van Sant, Polanski, Moretti, von Trier, Angelopoulos, Kiarostami, Campion, Kaige, August, Coen (Joel & Ethan) y Wenders. Otros nombres (no ganadores de la Palma) incluyen a: Cimino, Cronenberg, Hsiao Hsien, González Iñárritu, Kitano, Salles, Ming Liang, Kar Wai y Yimou.

Durante los primeros días de la segunda semana del Festival se presentaron varios films con chances de ganar la Palma de Oro. El primero fue ?Paranoid Park? de Gus van Sant con una estética y formato similar a ?Elefante?, que había sido premiada en el 2003. El protagonista central es un joven de padres separados, que ocasiona una muerte involuntaria y que no sabe muy bien como resolver esta incómoda situación. Con actores no profesionales y una excelente fotografía de Christopher Doyle (que va desde imágenes en 35 mm a otras en Súper 8) se muestra el mundo de los ?skaters? en el parque que da nombre al film. La buena noticia es que ?Paranoid Park? fue adquirida durante el Festival para su distribución local.

También se presentó ?La escafandra y la mariposa? de Julian Schnabel (?Antes que anochezca?), segunda de tres películas francesas en competición que para muchos era la gran candidata a revertir los 20 años pasados desde que ?Les souliers de Satan?, de Maurice Pialat, ganara en forma escandalosa en 1987. Está basada en la historia real de Jean-Dominique Bauby, el editor de ?Elle?, quien sufrió un severo accidente cerebro vascular que lo postró hasta su muerte. Su único medio de comunicación era su ojo izquierdo y la historia recuerda a la que protagonizara Javier Bardem en ?Mar adentro?. Mathieu Amalric se luce en el rol de Bauby y la principal diferencia con la antes nombrada es que su director intentó inyectar un poco de humor ante tremenda fatalidad. Buenos actores como Max Von Sydow y Emanuelle Seigner logran un digno producto que ya habría sido adquirido para su distribución local.

Un tercer título que particularmente atrajo la atención de este cronista fue ?Auf der anderen Seite? (?Del otro lado?) de Fatih Akin. Sin llegar a la maestría de ?Contra la pared?, que le valió el Oso de Oro en el Festival de Berlín del 2004, el director nacido en Hamburgo pero de origen turco ingeniosamente logra relacionar la vida de diversos personajes de ambos orígenes, tanto en Alemania como en Estambul. Sobresale un sólido guión que a la postre sería reconocido a la hora de los premios.

No lograron colmar todas las expectativas ?Death Proof?, lo nuevo de Quentin Tarantino y ?Silent Light? del mexicano Carlos Reygadas (?Japón?). En particular esta última se inicia con un largo plano fijo que dura varios minutos y que muestra los cambios de luz y color en un lugar que perfectamente podría estar localizado en nuestras pampas. Lástima que tan buen inicio no se perpetúe a lo largo de las excesivas 2 horas 20 minutos que dura este drama sobre un triángulo amoroso en una comunidad menonita de México.

Fuera de competición se vio ?A Mighty Heart?, lo nuevo del prolífico Michael Winterbottom, con Angelina Jolie en el rol de la esposa del periodista David Pearl que fuera ejecutado (decapitado) en Pakistán. Con puntos en común con la anterior ?El camino de Guantánamo?, la historia se sigue con interés por la gravedad del hecho, pese a lo convencional del relato. También fuera de competición se presentó (no vista) ?Sicko? de Michael Moore que tuvo buenos comentarios de critica y público y que realiza una visión despiadada del sistema médico en los Estados Unidos.

Los últimos tres días de la competición oficial no aportaron demasiado novedades. ?Alexandra? de Alexander Sokurov es un sobrio y austero relato en que una mujer mayor visita a su nieto que revista como oficial en la ocupada Chechenia. Lo más interesante es cuando Alexandra, que interpreta la esposa del recientemente fallecido Matislav Rostropovitch, se dirige al mercado y entabla relación con una mujer de la zona. Pese a que no se dispara un solo tiro, Sokurov logra transmitir el hastío y la tensión reinante en las barracas, donde el calor y la suciedad hacen poco grata la convivencia de los militares.

Se esperaba más de James Gray, recordado por su paso anterior por Cannes con ?The Yards? (?La traición?) en el año 2000. En ?We own the Night? vuelve a reunir a Mark Wahlberg y Joaquin Phoenix como dos hermanos al principio enfrentados. El primero, al igual que su padre (Robert Duvall), es miembro de la policía neoyorquina. Bobby (Phoenix), en cambio, es el manager de un night club donde se mueven mafiosos rusos vinculados con el tráfico de droga. Un hecho delictivo que no conviene develar producirá un giro en la vida de Bobby. Pese a que la película está bien construida, cierta apología de la Policía de Nueva York resulta por momentos excesiva.

La tercera y última película francesa en competición, ?Une vieille maitresse? (?Una vieja amante?), drama de época de Catherine Breillat, interpretado por la pulposa Asia Argento estuvo entre lo más flojo del Festival. En cambio, ?Promise me this?, lo nuevo de Kusturica, dividió las opiniones y repitió esquemas de películas anteriores con una música muy estridente pero con un mayor grado de poesía.

Fuera de competición se vio en el cierre ?L?Age des ténèbres?, lo nuevo del canadiense Denys Arcand (?La decadencia del imperio americano?, ?Las invasiones bárbaras?), que algunos pudimos ver antes al ser presentada en el Mercado del Film. Se luce el actor Marc Labrèche como un funcionario público que imagina encuentros con bellas mujeres (Diane Kruger, Emma de Caunes) en una sociedad futurista, en que mucho está prohibido (fumar por ejemplo). Se trata de una comedia ligera y original que ya tiene asegurada su distribución local.

Algunas pocas películas de la competición oficial no han sido comentadas sea porque no fueron vistas o también, como es el caso de ?Import Export? del austriaco Ulrico Seidl, por no reunir méritos suficientes. De todos modos, a la hora de los premios la sensación es que al menos en lo que se refiere a la Palma de Oro la elección del jurado, presidido por Stephen Frears, fue la adecuada. El cine rumano que hace dos años se llevó el premio de ?Un certain regard? con ?La noche del señor Lazarescu? y que el año pasado ganó la Cámara de Oro con ?Bucarest 12:08? consolida su crecimiento al obtener el máximo galardón ?4 meses, 3 semanas y dos días?. Francia sigue sin ganar la Palma de Oro aunque, también en forma merecida, obtuvo el de mejor director por ?La escafandra y la mariposa?. Finalmente parece justo el reconocimiento a Gus van Sant con un premio especial del 60º aniversario del Festival de Cannes.

Finalmente algunas palabras sobre la presencia argentina en el reciente Festival de Cannes. Pese a no tener ninguna película en la Selección Oficial, limitada a apenas 22 títulos, la participación de nuestro país fue destacable y los resultados obtenidos aún más importantes. Tuvimos oportunidad de hablar con Lucía Cedrón antes de que ?XXY? ganara el primer premio de la ?Semana de la crítica?. Era grande su optimismo y significativos los aplausos obtenidos al finalizar su presentación en la Sala Miramar. También fue bien recibida la otra película concursante, esta vez en ?Un certain regard?. Nos referimos a ?Una novia errante? de Ana Katz, a quien acompañaban entre otros los actores Daniel Hendler (su marido en la vida real), Carlos Portaluppi y Arturo Goetz. Este último probablemente sea el primer actor argentino presente en Cannes con dos films, siendo el otro ?El asaltante? de Pablo Fendrik, también en ?Un certain regard? pero fuera de competición.

El día que se exhibió la segunda película de Ana Katz fue el 25 de mayo y a la salida de la función el stand de Argentina nos recibió con empanadas y vino. Fue también la oportunidad del encuentro con la importante delegación de nuestro país, que incluyó además a críticos, distribuidores y autoridades del INCAA. Como en años anteriores la asistencia de María Núñez, Delfina, Bernardo Bergeret, Marcelo Gilardoni y del propio Jorge Álvarez facilitó nuestras tareas periodísticas al brindarnos un grato sitio para las reuniones. De hecho el lunes 21 se realizó el ya tradicional cocktail en las instalaciones del stand de Argentina con una importante asistencia no sólo de argentinos sino de personas de España y de Italia (Instituto Luce), país con el que se firmó un acuerdo de coproducción.

Publicado en Leedor el 2-06-2007