Oscar 2007 y algo de cine

0
8

Algunos apuntes informales (y algo cholulos) sobre la noche más espectacular de la industria cinematográfica.De glamour, gente bella y algo de cine

En una ceremonia menos espectacular que otros años, la entrega nº 79 de los Oscars ofreció lo de siempre: todo Hollywood reunido en un mismo lugar para autocelebrarse y mostrarle al mundo por qué logra generar tanta fascinación. A manera de apuntes informales, esto es lo que quedó de la noche cinéfila más top.

Premios. Sí, al fin. Martin Scorsese se llevó el Oscar que le debían hace veinte años, y lo menos que podía hacer la Academia para resarcirse de semejante error era juntar a los monstruos Spielberg, Lucas y Coppola para entregárselo. La chica soñadora, Jennifer Hudson, ganó el premio menos merecido de la Historia; el muy simpático Santaolalla y su discursito aguante-los-latinos-che-vamos-que-podemos-conquistar-Hollywood tuvieron su acto de presencia y Forest Whitaker, tan emocionado él, le sacó el premio a Peter O?Toole, que queda claro que no se lo gana más. Otra vez Kate y Leo se quedan sin su Oscar, y nos queda la esperanza de que el cine los vuelva a unir y se ganen su estatuilla una misma noche por la misma película. Niños del hombre, que tendría que haber estado nominada a Mejor Película ? y Cuarón a Mejor Director- fue la más subvalorada de todas, al punto de ni siquiera ganar para Emmanuel Lubezki el rubro Cinematografía. Eddie Murphy rozó la gloria de ser considerado un Actor Serio, pero Alan Arkin, que la jugó de bajo perfil, se llevó Actor Secundario. El resto: sin Mejor Guión Original para Borat, bastantes cosas para Los infiltrados, algo para Pequeña Miss Sunshine, sólo Música Original para Babel; El laberinto del fauno, todo menos lo más importante, y la deidad Helen Mirren, Mejor Actriz por La reina y por cualquier otra película en la que haya actuado, porque se lo venía mereciendo hace rato. El resto: felicitaciones, 45 segundos de discurso, gracias y los buscaremos en imdb.com cuando sea necesario.

Beautiful people. Los Oscars nos habilitan a adorar sin ningún tipo de pudor y decoro a las estrellas de cine, esa gente larger than life que gracias a mucho talento, carisma y cirugías estéticas se ganan su lugar en el Olimpo/Hollywood, y estos fueron los destacados de este año:
Los más lindos: el so very british Clive Owen solo y lejos en la punta, el cada día más carygrantiano George Clooney, Djimon Hounsou -próximo modelo de Calvin Klein-, Ken Watanabe ?uno de los más elegantes de la noche-, Robert Downey Jr. (is back!), con actitud adicto recuperado cool y Sacha Baron Cohen, que debajo de Borat esconde un encanto inglés irresistible.
Las más bellas: Helen Mirren, Cate Blanchett, Kate Winslet, Gwyneth Paltrow, Penélope Cruz, Reese Witherspoon, Portia de Rossi, Rachel Weisz. Glamour de verdad: de Armani, Valentino, Christian Lacroix, Versace y Balenciaga. Mujeres perfectas, impecables, sueños de diseñador y chicas Cosmo.
Los que tienen onda: Steve Carell, Will Ferrell, Jack Black, John C. Reilly, Jerry Seinfeld, Greg Kinnear, Meryl Streep, Jack Nicholson, Diane Keaton. Lo que es lo mismo que decir: gente con talento en la comedia.
Los más adorables: la sonrisa ratonil de Tom Cruise, Martin Scorsese y sus cejas, Steven Spielberg con su eterno look de cinéfilo nerd, Ennio Morricone por hablar en italiano, Clint Eastwood por traducirlo y Peter O?Toole porque sobrevivió a la ceremonia.

Show. Ellen DeGeneres ?a quien queremos- se valió de su humor al estilo divague discursivo que se perdió por completo en la traducción, pero su actitud informal y accesible hizo que la ceremonia fuera muy simpática e intimista por momentos, opuesta a otras entregas con mayor grandilocuencia y despliegue. Los momentos más divertidos:
-Ellen interactuando con los invitados: dándole un guión suyo a Scorsese, pidiéndole a Spielberg que le saque una foto con Clint para su myspace, el monólogo inicial poniendo nerviosos a los nominados, saludando a Leonardo Di Caprio sólo para el placer de la audiencia femenina y gay.
Número Musical ?Pobres los comediantes sin Oscar?: el mejor momento de la ceremonia, el más power, con el mini caos que generaron Will Ferrell con un peinado desquiciado y Jack Black descontrolado como siempre, amenazando a los Actores de Drama y queriéndose levantar a Helen Mirren, con John C. Reilly uniéndose a la causa y confirmando que todos los actores en Hollywood saben cantar.
-Anne Hathaway y Emily Blunt muy simpáticas con Meryl Streep mirándolas a lo jefa maléfica en El diablo viste a la moda, mejor escena que cualquiera de las que están en la película.
-Cada vez que enfocaban a Jack Nicholson, al que le da lo mismo estar en los Oscars, actuando en un película o viendo un partido de basket. El más grande de todos, no hay dudas.
-Diane Keaton toda alegre y con sospecha de haber tomado unas copas antes de subir a presentar la Mejor Película.
Además de los montajes obligados y algún que otro número con ingenio, la entrega fue bastante típica. Y como siempre, con sus horas y horas de transmisión, cayó en momentos aburridos.
Los peores:
-Las Dreamgirls gritando/cantando y peleándose a ver cuál de todas es la mejor (Beyoncé, por supuesto).
-Celine Dion durmiendo a todo el mundo con la canción de qualité de Morricone.
-El coro gospel que salió de la nada en medio del monólogo inicial y no tuvo mucho sentido.
-Los discursos tan-emocionados-y-sentidos de Jennifer Hudson y Forest Whitaker.

De esto se tratan los Oscars: son el encuentro anual con la frivolidad de Hollywood, con mucha moda, mucha estrella inalcanzable y un poquito de cine. Pero atención, que no hay nada de malo en celebrar la fascinación que generan esos actores/dioses hermosos, con sus peinados impecables y vestidos de alta costura en nosotros los mortales: es una de las razones que hace que sigamos yendo al cine, a perdernos en las imágenes de un mundo que no es el cotidiano y que nos ayuda a sobrevivirlo. Son, como diría uno que entendía de show business, la materia de la que están hechos los sueños. ¡Larga vida a Hollywood!

Publicado en Leedor el 27-02-2007