Playa marisco

0
7

Sólo un poco de refrescante sexo.
El sexo ha sido representado en el cine de casi todas las maneras posibles. Ha sido placer, ha sido pecado, ha sido amor… Pero lo que ha sido pocas veces, es insignificante. Ahora es el tema central de Playa marisco, y lo es de una manera absolutamente refrescante.

Con el mejor tono de comedia de enredos, la película sigue los deseos sexuales que experimentan los miembros de una familia mientras vacacionan en la costa francesa. Hay aquí una madre muy moderna y libre con un amante, que ella llama ?demasiado convencional? (porque le pide que deje a su esposo); un hijo con un amigo gay enamorado de él; un padre que desea al amigo de su hijo… y una serie de idas y vueltas, encuentros y desencuentros que resultan directamente de la represión de los deseos sexuales de los personajes.

El excelente y ajustado guión (firmado por los directores Olivier Ducastel y Jacques Martineau, en su cuarto largometraje conjunto) manipula y hace suceder con total disfrute para el público cada situación y cada equívoco. Los chistes están perfectamente ejecutados, todas las situaciones están totalmente aprovechadas, y cada historia se va sucediendo con un ritmo impecable. Así, es muy fácil olvidarse de todo y perderse en el mundo de Playa marisco.

A lo que también ayuda, y no poco, el elenco. Primero que nada, porque cada uno de los actores maneja el tono farsesco de la película y ayuda a que el relato avance sin obstáculos. Y segundo, porque esta película cuenta con la invalorable presencia de Valeria Bruni Tedeschi. Como la madre relajada y liberal, que sólo busca pasarla bien y no preocuparse demasiado por nada, resulta encantadora y se roba cada escena en la que aparece.

De todos modos, lo que más destaca de Playa marisco es su frescura. La forma en que puede poner a sus personajes a bailar y cantar, o presentar cuerpos desnudos y escenas de sexo y masturbación (que no son pocas), con una especie de alegría veraniega, como si los directores dijeran: a no preocuparse demasiado, que esto es sólo sexo.

Publicado en Leedor el 24-02-2007