Las Señoritas de Avignon

0
5

Falta apenas un par de meses para que se cumpla un siglo de la presentación en público de Las Señoritas de Avignon de Pablo Picasso, modelo fundacional de la llamada revolución cubista. ¿PARA QUÈ SIRVE LA HISTORIA DEL ARTE?

Festejos y centenarios para Las Señoritas de Avignon

Antes de verter algunos comentarios acerca de la obra, debo confesar que trasmitir y explicar el arte del Cubismo es uno de los placeres que cada año vuelvo a saborear.

¿Será su estética que a simple vista es tan diferente a todo lo que usualmente entendemos por belleza? ¿Será que la racionalidad es la metodología para comprender este tema y que a más reflexión corresponde mayor profundidad?

Faltan apenas un par de meses para que se cumpla un siglo de un momento histórico: la presentación en público -público de artistas que habitaban algunas calles del Barrio Latino en Paris? de la pintura Las Señoritas de Avignon, modelo fundacional de la llamada revolución cubista.

Una obra concebida y bosquejada en el invierno de 1906 que quedaría terminada en la primavera del año siguiente. Se la puede considerar como el primer gesto del nuevo siglo que materializó otro camino para expresar lo real en la pintura.

A partir de Las Señoritas… los códigos de representación que compartían muchos artistas, ciertos críticos y algunos espectadores ya no fueron los mismos.
Picasso abandonó en esta creación el último hilo que unía al maestro Cèzanne con la tradición de la representación pictórica occidental y renacentista.
Las figuras y los fondos se trabajaron del mismo modo y divididos por igual en planos. De ese modo se perdió la discriminación entre fondo-figura (a igualdad de tratamiento, igualdad de importancia); cuestión clave en la determinación del canon de representación occidental. El fondo no fue más el supuesto espacio unificado, racional, infinito y homogéneo en el cual las figuras protagonizaban la representación; e incluso aún cuando éstas siguieron dando lugar al título como producto de la descripción visual de la obra.

Las fuentes para lograr el cambio fueron muchas, y la búsqueda en las producciones de pueblos ?exóticos? la mayoría de las veces puso en evidencia la profunda ignorancia de los artistas en las culturas no sólo fuera del territorio europeo ?máscaras y fetiches africanos considerados obras artísticas- sino de culturas simplemente anteriores al Renacimiento.

Las Señoritas… fue sólo un comienzo, un quiebre. Apenas una escisión lo suficientemente profunda como para abrir una brecha nueva en el lenguaje de la representación.
A ellas se dirigió la respuesta de Georges Braque con su Gran Desnudo, iniciando una serie de diálogos y desafíos pictóricos que protagonizaron por más de seis años Picasso y Braque.

El resultado se llamó CUBISMO CLÁSICO. Este trabajo de experimentación basado en ensayo y propuesta abrió una brecha de enormes de posibilidades, entre tantas, la Abstracción. No intento decir que el cubismo fue el origen del arte abstracto, sólo que es notable el número de artistas que debieron racionalizar la pintura desde el Cubismo para acceder a su fase abstracta

Tan amplia y variada fue esa brecha que incluso en su alma misma estaba la estructura de una nueva academia tan dogmática como aquella que con su aparición terminó de defenestrar.

Los blue chip

Ahora bien, el 10 de enero pasado una buena cantidad de lectores de las noticias del día nos encontramos con este tema en un matutino digital:

?El genial pintor malagueño Pablo Ruiz Picasso creó en el año 1907 un cuadro que marca una época, un cuadro que abre una etapa en la historia del arte: ‘Las señoritas de Avignon’. La obra no fue fruto de la improvisación, sino que, por el contrario, el artista realizó numerosos bocetos y estudios hasta que plasmó en el lienzo un cuadro que es el punto de partida del Cubismo y del arte moderno, dejando atrás una larga etapa, marcada por el impresionismo como vanguardia. Picasso se mantiene, con el paso del tiempo, en la cabeza de la cotización internacional, dentro de lo que los expertos en subastas denominan ‘la brigada blue chip’, un grupo de artistas formado por Cézanne, Van Gogh, Matisse, Degas, Klimt, Modigliani, Chagal y Monet. La conmemoración del centenario de ‘Las señoritas de Avignon’ va a suponer un relanzamiento de la figura de Picasso y la organización de exposiciones en torno al cubismo y a los pintores que pusieron los cimientos del arte moderno. Precisamente en el mercado internacional de la pintura son estos pintores de la ‘brigada blue chip’ los que logran las mejores cotizaciones y los que han lanzado también los precios de pintores de generaciones posteriores, inmersos ya en el arte más vanguardista.?

Esto de la brigada blue chip es bien interesante. El año próximo celebraremos los 100 años del Gran Desnudo de Braque, y quizás esto signifique que él también se convierta en un artista ?relanzado? por el mercado.

Mientras, mi historia del arte cotidiana sigue su rumbo. Este 2007 cumplo diecinueve años enseñando estos temas en medios universitarios ?y cuatro años más en ámbitos privados. Me intereso particularmente por mantener cierta actualización en las lecturas, metodologías de abordaje de las obras de arte. Creo que la obra de arte ofrece una increíble cantidad de lecturas e interpretaciones según quién la realice o el marco teórico que elija.
Buen momento para hacer un balance, y lanzar una pregunta retórica.

¿Para qué sirve la Historia del Arte? ¿Para que el año entrante un artista tan exquisito y lírico como Georges Braque pueda ingresar en la ?brigada blue chip??

*Susana Smulevici es docente de Historia del Arte en distintas universidades nacionales y programadora de los cursos y talleres de la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes. Ha sido además becaria del ?Atelier de Paris? Cité Internacional des Artes, Mozarteum Argentino y AAMNBA.

Publicado en Leedor 28-01-2007