Quién dice que es fácil

0
5

La película de Taratuto se deja ver. Juan Taratuto había tenido un debut auspicioso hace dos años con la comedia ?No sos vos, soy yo?, que tuvo un fuerte ?boca en boca? por lo que se sostuvo en cartel durante varios meses.

Ahora regresa con una fórmula similar empezando con otro título poco convencional: ¿Quién dice que es fácil? y requiriendo nuevamente los servicios de Diego Peretti, en otro personaje bastante singular. Aldo es, en efecto, un hombre algo tímido que decide alquilar un departamento de su propiedad, vecino al suyo, a Andrea, una joven fotógrafa que está en sus antípodas. Carolina Peleritti descolla por la naturalidad y simpatía con que compone a una madre soltera, embarazada y con padre biológico desconocido. Un primer encuentro algo íntimo entre ambos personajes, en el departamento de ella, generará en Aldo un trauma que no será fácil de solucionar. Y lo llevará incluso a apelar a la asistencia de una criada bastante mayor (Lidia Catalana) que suele venir a su casa para hacer la limpieza. Esta situación algo grotesca podrá chocar a algunos pero es coherente con la personalidad de un ser con problemas de relación. Es probable que la vinculación de dos personas tan dispares como Aldo y Andrea resulte algo forzada. Sin embargo, al tratarse de una película nada pretenciosa que incursiona, con varios aciertos, en un género poco transitado localmente como es la comedia, corresponde saludar el esfuerzo. La duración de casi dos horas no se nota, lo que constituye otro acierto. En cuanto al resto de los actores, la presencia de Guillermo Toledo como un médico nada ortodoxo se justifica apenas por cuestiones de coproducción.

Carlos Portaluppi y Marcelo Serré, como amigos del protagonista, así como el ?luthier? Daniel Rabinovich como un abogado y terapeuta no salen de la medianía. En cambio son destacables las interpretaciones del uruguayo Andrés Pazos (?Whisky?) como un compresivo padre y Mónica Galán en corto pero emotivo papel. Buena la música así como cuidada la dirección de fotografía de Marcelo Iaccarino. Aún con sus limitaciones y algunos altibajos, ?¿Quién dice que es fácil?? se deja ver.

Publicado en Leedor el 9-02-2007

Compartir
Artículo anteriorBorat (II)
Artículo siguienteBorat