Noches mágicas de radio

0
9

Un director que se va a extrañar por mucho tiempo
El testamento fílmico de Robert Altman llega apenas dos meses después de su lamentada muerte. ?Noches mágicas de radio? (?A Prairie Home Companion?) reúne a un elenco excepcional, que se adivina debió haber disfrutado mucho durante la filmación. El argumento es mínimo y se refiere al último programa de un famoso show radiofónico que llevaba un título idéntico al del film en inglés. Su conductor en la vida real, Garrison Keillor, también cumple dicho rol aquí y va presentando a un nutrido grupo de músicos country. Entre estos están las hermanas Johnson, Lily Tomlin y la multipremiada Meryl Streep a quienes acompaña la hija de esta última (Lindsay Lohan). Woody Harrelson y John C. Reilly componen un divertido dúo de cowboys cantores mientras que L.Q. Jones es un veterano showman. La galería de personajes muestra además a Guy Noir (Kevin Kline) como un detective y narrador, quien es el único que ve y habla con una misteriosa mujer, símbolo de la muerte, en sugestiva interpretación de la bella Virginia Madsen. Completando el reparto se lo ve a Tommy Lee Jones, quien como nuevo dueño de la radio es el responsable de que se trate de la última emisión de tan famoso programa. El año pasado, ?Johnny & June: pasión y locura? describió un ambiente similar y le valiço el Oscar a Reese Witherspoon como una famosa cantante country, aunque sin demasiado éxito de público por aquí. A priori podría esperarse que similar suerte pueda correr la obra póstuma de Altman. Es probable que ello no ocurra dado que el director de obras inolvidables como ?MASH?, ?Nashville?, ?The Player. Las reglas del juego?, ?Ciudad de ángeles? y ?Gosford Park?, tiene su propio público que además difícilmente resista la tentación de ver por última vez a alguien al que se va a extrañar por mucho tiempo.

Nota relacionada: Robert Altman y la levedad

Publicado en Leedor el 2-02-2007