Estrenos 4-01-2007

1
4

En un jueves sin precedentes (al menos en los últimos cinco años) se produce una verdadera avalancha de estrenos en Buenos Aires.Única novedad local

- Publicidad -

?Nevar en Buenos Aires?
del debutante Miguel Miño no es peor que la gran mayoría de estrenos nacionales del año 2006. Ello no significa que se trate de un producto muy logrado, ya que su principal debilidad radica en un guión algo tortuoso y por momentos inverosímil. Rogelio Martínez, su personaje central es un oscuro oficinista que un día estalla en la empresa donde trabaja junto a un grupo de grises colegas. Toma de rehén a su jefe, a quien insólitamente reclama el funcionamiento del aire acondicionado en el día más frío del año. Al mismo tiempo se lo ve a Rogelio, una ajustada interpretación de Fabio Aste (?Vereda tropical?), conociendo en un bingo a una chica, a la que luego lleva a un hotel alojamiento. Pivotando entre ambas situaciones, la película resulta por momentos confusa y su resolución no aporta demasiada mejoría a un relato que se vuelve farragoso y con exceso de diálogos. Es de esperar que este primer estreno no marque una tendencia similar a la que caracterizo al grueso de la producción local del año pasado.

Dos logradas producciones norteamericanas con problemas de final

Secretos íntimos
Hace cinco años se conoció un estupendo drama, ?En el dormitorio?, del actor debutante en la dirección Todd Field. Su segundo largometraje, ?Secretos íntimos? (?Little Children?), sin alcanzar el nivel de excelencia de la anterior posee, sin embargo, suficientes méritos como para anticipar que puede llevarse algún galardón en los próximos dos meses. Uno de ellos podría recaer en Kate Winslet, cuya Sarah transmite todo el desencanto que le significa tener un marido ausente y con graves problemas sexuales y una hijita muy demandante. Su vida cambiará cuando conozca a Brad (el actor Patrick Wilson, con algún parecido físico con un joven Paul Newman). Este también atraviesa por algunos problemas conyugales ya que su hermosa esposa (Jennifer Connelly) es quien parece ?llevar los pantalones? dejándole a él la atención del hijo y de la casa. Inevitablemente el encuentro de ambos, con sus respectivas ?soledades? llevará a una relación que además se nutrirá de otras historias que se cruzarán con sus vidas: la de un paidófilo (actuación para el Oscar de Jackie Earle Haley) que vive con su madre y un ex policía y amigo de Brad. La película posee un buen crescendo dramático que sólo se resiente parcialmente con un final que no está a la altura del resto, aunque sin quitarle demasiados méritos.

?Deja Vu?
depara algo más de dos horas de puro entretenimiento, con un ritmo que no decae en ningún momento y muy buenas interpretaciones. Es la tercera colaboración entre Denzel Washington y Tony Scott, cuyo hermano mayor (Ridley) hace otro tipo de cine. Quien ahora nos ocupa firma aquí su catorce largometraje luego de varios títulos muy taquilleros (?Top Gun?, ?Días de truenos?, Hombre en llamas?) y algunos pocos de calidad (?Escape salvaje?, ?Marea roja?, ?Enemigo público?). Doug Carlin (Washington) es un investigador del gobierno quien investiga la voladura de un ferry con más de 500 personas a bordo en Nueva Orleáns. El descubrimiento del cuerpo de la joven Claire (Paula Patton) y la asistencia del FBI, con un sistema que permite retroceder en el tiempo, harán posible que el investigador intente cambiar el pasado. Es seguro que más de un potencial espectador ya presienta que ésta no es su película. Pero Scott se las ingenia tan bien que logra superar nuestra incredulidad, aun a sabiendas de que lo que se nos ofrece es pura fantasía o ciencia ficción. No sería justo develar mucho más, pero si se aceptan las reglas del juego impuestas se puede asistir a un espectáculo con algunos momentos espectaculares, como la persecución en auto ?virtual?, por llamarla de alguna manera, de Doug al terrorista. Nuevamente un final que no guarda coherencia con el resto le quita algún punto a esta, sin embargo, muy atractiva película.

Cuatro propuestas con similar nivel de calidad

?Moolaadé
Vista en el BAFICI 2005, nos llega la primera película del prestigioso director Ousmane Sembene, nacido en Senegal. ?Moolaadé?, coproducción entre ese país, Burkina Faso y Francia obtuvo el premio de ?Un Certain Regard? (Cannes) del 2004, cuando su veterano realizador ya había cumplido 81 años. El personaje central, Collé, es una valiente mujer que resistió el intento de que se le aplicara a su hija lo que ya es una tradición en dichas tierras. Nos referimos a la ablación, o sea una especie de circuncisión femenina, que es considerada en forma absurda como una purificación de la mujer que desea casarse. Cuatro otras jóvenes buscarán refugio o protección (el Moolaadé del título) detrás de Collé y su lucha, presentada sin concesiones, mostrarán que no todo está perdido. Evitando el pintoresquismo y con cierta dosis de humor, por momentos algo negro, esta película figura ya sin duda entre lo mejor de un año cinematográfico que ha tenido un buen comienzo.

La noche del señor Lazarescu
Por esas casualidades, se estrena también y en el mismo día el premio de ?Un Certain Regard? del año 2005. Nos referimos a ?La noche del señor Lazarescu? del rumano Cristo Puiu. El señor Lazarescu es un ingeniero sesentón, viudo, cuya única compañía son sus gatos y el alcohol. Un día decide llamar a una ambulancia pues su estado de salud se ha degradado lo suficiente como para requerir auxilio. Lo que sucederá de allí en más será un verdadero vía crucis, empezando por la poca solidaridad de sus vecinos y siguiendo con el personal médico que lo llevará de un hospital a otro sin ofrecerle un lugar estable y menos aún un diagnóstico preciso. La trama, pese a transcurrir en un suburbio de Budapest, es perfectamente trasladable a otras ciudades del mundo incluidas las de nuestro país. Lo que el film muestra es tremendamente desgarrante y penoso, convirtiendo a ?La muerte del señor Lazarescu?, su título original, en un testimonio que no conviene dejar pasar pese a lo algo extenso del metraje (dos horas y media).

En el Hoyo
En ocasión del último BAFICI tuvimos oportunidad de ver un film excepcional que ahora se presenta, apenas dos veces por semana, en el MALBA. Nos parece oportuno reproducir los conceptos publicados en abril del año pasado. ?El domingo 16 de abril (de 2006) tuvimos oportunidad de ver ?En el Hoyo?, del mexicano Juan Carlos Rulfo que parece haber heredado las dotes artísticas de su padre, el notable escritor y autor de ?El llano en llamas? y ?Pedro Páramo?. El film mencionado muestra la construcción del segundo piso del Periférico del Distrito Federal de México. El grueso del documental se basa en entrevistas ?in situ? con los operarios de la carretera, sobresaliendo la espontaneidad de los diálogos y declaraciones. Afirmaciones tales como que ?los profesionales estudian para robar?o que ?uno se acostumbra a todo menos a trabajar? son apenas dos de las innumerables y brillantes acotaciones de gente humilde y a menudo sin estudio. Es impresionante el uso inteligente del sonido, al combinar ruidos de la obra en construcción con música percusiva. La escena inicial nocturna en que se muestra un enorme camión transportando un enorme bloque de autopista es seguramente impactante. Pero mucho más lo es el prolongado plano secuencia del final recorriendo la autopista y con los operarios saludando. Es a ellos a quienes rinde tributo el director al cerrar el film con una serie de fotos de estos verdaderos héroes anónimos?.

El laberinto del fauno
También de México, en coproducción con España, nos llega la nueva película de Guillermo de Toro (?El espinazo del diablo?, ?Cronos?), ?El laberinto del fauno?. Ambientada en España en el año 1944, cuando ya terminada la Guerra Civil, existían aún algunos focos rebeldes republicanos, su personaje central es Ofelia, una niña magníficamente interpretada por Ivana Baquero. Su madre (Ariadna Gil) está encinta del padrastro de Ofelia, un cruel y temible militar franquista a quien da carnadura, en memorable interpretación, Sergi López. Hay algunos personajes más de relevancia a la trama como el que anima Maribel Verdú o el médico de Alex Angulo. Pero son sobre todo los habitantes del mundo laberíntico, empezando por el fauno del título (Doug Jones), los que agregan otra dimensión a una historia que pasa en forma natural de la realidad del conflicto armado al mundo fantástico en que se mueve la joven protagonista. La belleza de las imágenes y la enorme imaginación que muestra el realizador mexicano logran un film que no se parece a casi nada de lo visto últimamente y explican las esperanzas que tiene México ante su postura por una posible nominación al Oscar extranjero. Pero además son una reafirmación de que este país viene dando una serie de nombres (Cuarón, González Iñárritu, Reygadas, Rulfo) de creciente prestigio en el ámbito internacional.

Los tres estrenos restantes

Lo que el agua se llevó
Entre los tres restantes estrenos de la semana figura un film de animación y otro del género fantástico que disputan palmo a palmo el primer puesto en recaudación. No se trata de films de gran calidad, pero son los que convocan mayor cantidad de público particularmente en esta época del año (verano) en que la gente parece privilegiar el entretenimiento.
?Lo que el agua se llevó? (?Flushed Away?) es un nuevo producto de la británica Aardman (que supo deleitarnos con ?Wallace & Gromit? y ?Pollitos en fuga?) ahora asociada con Dreamworks. La combinación no parece haber dado buenos resultados ya que se nota un cambio frente a films anteriores al haber privilegiado la acción frente al argumento. No es que ?Lo que el agua?? sea un producto totalmente descartable pero le falta la magia de los títulos antes citados. Para colmo, la versión doblada que se exhibe nos impide escuchar las voces de artistas consumados como Kate Winslet, Hugo Jackman, Ian McKellen y Jean Reno. La trama transcurre en Londres y está centrada en el ratón Roddy St.James que vive en un barrio de clase alta (Kensington) y que por esas cuestiones del destino, mejor reflejada en el título original, cae a los barrios más bajos de la capital inglesa. Encontrará a diversos personajes de su propia raza, como la rata Rita (Winslet) y a sapos, ranas francesas y otras especies animales. Como se indicaba anteriormente hay mucha acción pero poca sustancia.

b>Eragon
Mucho más endeble aún es ?Eragon? del desconocido Stefan Fangmeier, que repite, con desacierto, el esquema de films fantásticos como ?El señor de los anillos?, ?Harry Potter? o ?Las crónicas de Narnia?. En este caso el personaje central se relaciona con un huevo que dará origen a una dragona convirtiéndolo en su jinete. A este absurdo se agregan una serie de caracteres en su mayoría los ?malos? de la película que son interpretados por actores que suelen ser ?buenos? (Robert Carlyle, John Malkovich). Tampoco ayuda mucho la presencia de Jeremy Irons y ni que hablar de Ed Speelers, el actor que interpreta a Eragon.

?Step up: Camino a la Fama?
(?Step Up?) de Anne Fletcher abreva en títulos tan famosos como ?Fama?, ?Flashdance? y ?Footloose?, aunque con ritmo de hip hop. La anécdota es mínima al cruzar los destinos de un joven, obligado a hacer trabajos comunitarios, con una joven bailarina cuyo compañero ha sufrido una lesión que le impide bailar. Todo es muy previsible y lo mejor de ?Step up? son las canciones, particularmente para quienes disfruten este tipo de expresión musical.

Publicado en Leedor el 6-01-2007

Compartir
Artículo anteriorTop Ten
Artículo siguienteBalance 2006