Estrenos 28/12/06

0
4

Los últimos estrenos del año traen una película con Anthony Hopkins y la brasilera Una vida en secretoThe World´s Fastest Indian (Sueños de Gloria)

Es la historia real de Burt Munro, un amante de las motos y la velocidad, quien a los 70 años de edad ha viajado desde Nueva Zelanda a las salinas de Utah, EEUU, para establecer un nuevo record de velocidad, con una moto ?Indian? de los años veinte que ha perfeccionado con materiales caseros durante toda su vida.
La historia desarrolla el largo viaje que emprende Burt (Anthony Hopkins) desde su pueblo natal en Europa hacia norteamérica, donde se encuentra la pista más rápida del mundo. La falta de dinero, salud y fuerza no han sido razones suficientes para que este apasionado de la velocidad baje los brazos. El largo recorrido que emprende hacia su objetivo será una carrera contra el tiempo y contra una serie de inconvenientes que se le presentan en el camino.
Roger Donaldson realizó un documental de poco presupuesto sobre la vida de Burt Munro. Fue su primer largometraje y lo llamó ?Ofrendas al Dios de la Velocidad? (?Offerings to the God of Speed?). Lo dirigió en 1971, cuatro años después de que el corredor estableciera un récord -aún vigente- de más de 300 km por hora. Este hecho ha merecido, para el director, una película que le rindiese un verdadero homenaje, pero no tanto por su hazaña motociclística, sino por su filosofía de vida. Burt Munro ha sido para el director ??un hombre realmente feliz, a pesar de algunas circunstancias difíciles en su vida, como la muerte de su hermana gemela. Su filosofía de vida siempre tuvo que ver con arriesgarse por lo que se ama, en su caso las motos, no importando incluso la edad que se tuviera?. Esta grandeza personal es lo que se retrata en el film, con la caracterización de A. Hopkings que también logra homenajear a Munro desde su excelente trabajo actoral, y con el cuál logra renovar y dar un aire en su lista de personajes psicópatas.

Una vida en secreto se suma a la cartelera del Cosmos y Gaumont.

La historia nos cuenta la vida de Biela, una campesina que a causa de la muerte de su padre se va a vivir a la ciudad, a la casa de sus primos. El nuevo hogar le depara otras costumbres, las ?buenas costumbres? que toda señorita decente y adinerada debe tener. Por complacer a su familia, Biela acepta un cambio de vestuario, aprender a tejer, sentarse a la mesa a comer con cubiertos; incluso acepta casarse con un joven que no ama. Sin embargo y a pesar de todos sus esfuerzos, Biela no ha perdido nunca su esencia, su simplicidad, la del placer de cocinar junto a los ?criados? de la casa con quienes gusta pasar el tiempo.
Es muy usual en las producciones brasileras de época desarrollar una historia en el seno de una sociedad donde convive una fuerte oposición entre esclavos oprimidos y estancieros opresores. Mientras que esta realidad se acentúa y toma protagonismo en algunas realizaciones, en Una vida en secreto solo pasa a representar dos estilos de vida para la protagonista. El mensaje subraya sobre todo la importancia de la elección del individuo, de seguir sus convicciones a pesar del medio que lo rodea, de trascender las estructuras trazando un camino propio.
El film está narrado con abundantes escenas en el interior de la casa y con planos cuya funcionalidad responde sólo a la interpretación de los personajes. La poca luminosidad y las actuaciones resultan elementos artificiosos que quiebran la fluidez del relato, muy notable al comienzo del film, y desdibujan la densidad dramática que le falta a la historia para atrapar al espectador.

Publicado en Leedor el 1-01-2006