Rocamadur

0
8

Las leyendas de esta ciudad francesa trascendieron las fronteras del país.

- Publicidad -

Rocamadur, la ciudad de la campana

Partiendo de París,por la autopista A 10, se pasa por la ciudad de Orleans, estrechamente vinculada con Juana de Arco. Se continúa hacia el sur por la A 71 y luego la A 20 hacia Limoges y Brive la Gallarda. A pocos kilómetros, al sur de esta
última, se encuentra Rocamadur.

Se trata de una ciudad desarrollada en tres niveles, a lo largo de un acantilado. La envuelven leyendas y bellezas naturales que trascendieron las fronteras de Francia.

Fue antiguamente una de las etapas principales en el camino a Santiago de Compostela y, además centro de peregrinación religiosa. Estas peregrinaciones surgieron en torno a la del eremita AMADOUR (“amador de la Virgen”). El cadáver del eremita fue hallado en esta tierra, lo que motivó que en los siglos XII y XIII llegaran numerosos y frecuentes grupos populares.

Con el tiempo, por diferentes factores, declinó la afluencia de peregrinos y, en la actualidad la llegada de visitantes responde a inquietudes culturales y turísticas. En ocasiones suelen cruzarse con grupos de peregrinos que van a rezar a la Virgen Negra.

En el primer nivel de Rocamadur se encuentra una única calle estrecha que serpentea entre dos hileras edificadas y atraviesa diferentes arcos de antiguas puertas que defendían la ciudad durante la Edad Media.

Actualmente en esta calle se concentran comercios típicos y restaurantes desde los cuales se admiran bellos panoramas y se saborean las especialidades de la región; foiegrás omelettes a la trufa,confits de ganso y vinos de Cahors.

En el segundo nivel hay capillas, basílicas, iglesias y un palacio abacial.La capilla de Notre Dame tiene un portal del siglo XV y alberga la pequeña estatuilla de la Virgen Negra de Rocamadur, de estilo románico y considerada milagrosa a trvés de generaciones.

Cerca de la imagen de la Virgen en Majestad se encuentra una particular campana que los especialistas consideran del siglo 9º y que tiene una emotiva historia:”La campana suena sola, cuando los peligros del mar amenazan a los navegantes, quienes, movidos por la Fe, imploran a la Virgen Negra de Rocamadur”. Los monjes de la Abadía
consignaron en un libro día y hora en que la campana fue escuchada sin que nadie la agitase. Cuando esos náufragos llegan a Rocamadur los monjes controlan si sus anotacionaes corresponden a lo que relatan los peregrinos.Según los lugareños, el fenómeno se habría producido varias veces.

Los visitantes escuchan entusiasmados los relatos y la historia de la campana de Rocamadur mientras se preguntan: ¿ficción o realidad?.Seguramente Fe.

En el tercer nivel de la ciudad , en el acantilado, se levanta un enorme castillo fortificado que en siglos anteriores brindó seguridad y protección a religiosos y peregrinos. En la actualidad es un excelente mirador de una parte de la región de los Pirineos Medios, donde se encuentra enclavado este lugar que desprende historia,belleza y magia.

Existen escaleras que unen los tres niveles. También hay un ascensor que alivia el esfuerzo del visitante quien cuenta con moderna y confortable hotelería.

Rocamadur suma sus encantos a Francia que ofrece historia,paisaje y arte.

Publicado en Leedor el 11-11-2006