Gangsters en fuga

0
8

El pequeño clásico de la Allied Artist llega a nosotros en DVD con una calidad de imagen inusual. Prisioneros de la Luz.

Por Raúl Manrupe

La edición en DVD de Gangsters en Fuga (The Big Combo) de Joseph H. Lewis es material de goce y asombro visual.

La remasterización digital de las viejas películas es algo de suerte diversa.
En este caso, este pequeño clásico de la Allied Artist llega a nosotros en DVD con una calidad de imagen inusual. Este no es un dato menor. Porque aquí el término film noir
está mejor aplicado que nunca. John Alton, aquel iluminador que trabajó en la Argentina y después desembarcó en Hollywood, se expresa como nunca con sombras, luces y sorpresas. Joseph H. Lewis, bastante olvidado cuando se recuerdan listas de los grandes policiales de los cincuenta, encontró en el húngaro el compañero ideal para poder desarrollar una historia de policía depresivo (Cornel Wilde) enamorado de la chica (Jean Wallace) del capo sutil y aterciopelado (Richard Conte). No faltan los esbirros que incluyen a un joven prometedor (Lee Van Cleef) y a un veterano cansado (Brian Donlevy, bastante activo en films protonegros de los cuarenta).
La violencia inusual para la época, los laberintos de los personajes, las reflexiones del tono monocorde del ganster de Conte (a quien sólo lo conocemos como Sr. Brown) y varias vuelta de tuerca sorpresivas, son elementos de una historia bien contada y atrapante. Pero la protagonista es la imagen, al punto de llegar a acorralar a alguien o ser factor excluyente en una de las mejores ejecuciones filmadas en la historia del cine. Humo, sombras, exteriores reales y decorados deliberadamente falsos y sintéticos, hacen una combinación perfecta entre el estilo semidocumental del policial y lo que en ese entonces quedaba del expresionismo alemán. Digamos, un expresionismo americano, con ametralladoras, torturas y buen cine.

Gangsters en Fuga (The Big Combo) 1955, Estados Unidos. 89 Minutos.
Extra: 10 trailers de policiales negros.