Diversa 2006

0
11

Acérrimamente independiente en cuanto a su producción Long-Term Relationship inauguró el Diversa de este año: una comedia romántica simpática y por momentos emotiva que de todos modos sufre de un abuso de clichés y frases hechas.

Aunque el año está llegando a su fin, las actividades del mundo cinematográfico no desaparecen en Buenos Aires. Así, este lunes se realizó la función de apertura de Diversa ? 3er. Festival Internacional de Cine Gay/Lésbico/Trans de Argentina. Y aunque se trata de un evento de envergadura modesta, la oferta de películas que trae a esta ciudad no es para dejar de lado.

?El objetivo de este festival es acercar un tipo de cine que no es distribuido en la Argentina?, tal como remarcó Gabriela Waisman, directora de Diversa. El objetivo es abrir un mercado que es explotado en muchas otras partes del mundo, pero que en Argentina continúa desértico, objetivo económico que trae consigo también un objetivo social y artístico que vale la pena. Porque gracias al festival se nos hace posible ver más que nada la producción de cine gay dentro del marco independiente norteamericano, que ha florecido (y mucho) en los últimos años, y que por estos pagos no podemos apreciar en su totalidad, cuando hoy por hoy sólo nos llegan los éxitos del cine indie como Pequeña Miss Sunshine.

Esta edición del festival incluirá, además de la sección ?Mi vida en rosa? (un panorama del cine gay actual), una revisión de ciertas películas nacionales sobre el tema: Adiós, Roberto de Enrique Dawi, Otra historia de amor de Américo Ortiz de Zárate, Tan de repente de Diego Lerman, Ronda nocturna de Edgardo Cozarinsky y Un año sin amor de Anahí Berneri. También habrá una sección para los infaltables documentales, el estreno de dos películas argentinas sobre tema gay y tres programas de cortos, tanto nacionales como internacionales. De todo un poco en una programación modesta pero que de seguro permitirá a descubrir más de una gema.
Y aunque las funciones para el público del festival empiezan este sábado, el lunes se proyectó Long-Term Relationship, una película norteamericana, dirigida por el debutante Rob Williams, en forma de apertura oficial del evento.

Acérrimamente independiente en cuanto a su producción, es una comedia romántica simpática y por momentos emotiva que de todos modos sufre de un abuso de clichés y frases hechas, además de contar actuaciones no del todo convincentes. No fue la elección más feliz para ser la película de apertura, al menos en cuanto a calidad. Quizás sí lo sea en cuanto a temática, no sólo porque plantea la validez del matrimonio gay, sino por su representación franca de la sexualidad de sus personajes, que no por tener mucho sexo dejan de ser queribles.
Lo mejor de la programación, sin embargo, está por venir. Entre lo más destacado del festival vale la pena remarcar:

Boy Culture
De Q. Allan Brocka (EE.UU.)
La película anterior de Brocka, Eating Out fue un hit en diversos festivales y es una especie de nuevo clásico del cine gay. A diferencia de aquella película, Boy Culture no es una comedia, sino el relato de las vivencias de un taxi boy veinteañero y sus relaciones con sus amigos y un cliente mayor que él.
El sábado 18 a las 20.30 hs. en el cine Gaumont.

Slutty Summer
De Casper Andreas (EE.UU.)
Comedia romántica dirigida, escrita y protagonizada por Andreas, el mejor ejemplo de las comedias gay que el marco independiente produce en los EE.UU. con cierta regularidad.
El sábado 11, a las 24 hs. en el MALBA, y el martes 14 a las 22.30 hs. y el domingo 19 a las 20.30 hs. en el cine Gaumont.

It?s Elementary
De Debra Chasnoff y Helen Cohen (EE.UU.)
Documental sobre la educación sexual y el lugar que los temas gay tienen en las escuelas primarias de los Estados Unidos, sobre lo que los alumnos saben y piensan sobre el tema y sobre lo que sus maestros les enseñan.
El domingo 12 a las 14 hs. en el MALBA y el miércoles 15 a las 18.30 hs. en el cine Gaumont.

Tan de repente
De Diego Lerman (Argentina)
Pequeño clásico del cine argentino reciente, ganador en el 4º BAFICI y basado en un cuento de César Aira, Tan de repente uno de los pocos casos en que el cine nacional encaró temas gay (el lesbianismo en este caso, algo aún menos visto por estos pagos) y donde su director, Lerman, lo hizo con un humor maravilloso y una ternura enorme. Más que una película gay, es un film de aprendizaje desinhibido y encantador.
El miércoles 15 a las 22.30 hs. en el cine Gaumont.

El resto de la programación se puede consultar en www.diversafilms.com.ar

Publicado en Leedor el 8-11-2006