Estrenos 28-9-2006

0
5

El mes de setiembre se cierra con la mayor cantidad de estrenos por semana y el menor número de espectadores en lo que va del año.Segundo largometraje confirma la aptitud de un joven realizador

El debut de Diego Lerman en el largometraje fue sumamente auspicioso. ?Tan de repente? se conoció por primera vez durante el BAFICI 2002 y se estrenó al año siguiente en nuestro país además de pasar por numerosos festivales y ser estrenada en Francia y otros países europeos. El regreso de Lerman con ?Mientras tanto? cuenta ahora con el aporte ahora con predominio de actores profesionales y una fotografía en colores, a diferencia de su opera prima. El director afirma que en su segundo film ?no existe una trama porque no existe una historia? pero la impresión que deja es más bien todo lo contrario. Pasan muchas cosas y se siguen con interés las diversas historias paralelas. La del Mono (Claudio Quinteros) y su esposa Violeta (María Merlino) es quizás la que domina el relato al mostrar a una pareja en conflicto y su disyuntiva ante la posibilidad de emigrar. Valeria Bertucelli compone a Eva, una joven que llega a la ciudad para trabajar en el servicio doméstico. Conocerá a Dalmiro (Sergio Boris) y su vida sufrirá un vuelco significativo. Otra pareja con problemas es la que componen Sergio (Luis Herrera) y Susana (Tatiana Saphir) quienes desesperan por no tener hijos y desearlos intensamente. Una serie de personajes laterales interpretados por buenos actores (Luis Ziembrowsky, Marilu Marini, Beatriz Thibaudin) terminan de cerrar un film coral donde se destaca la autenticidad de las situaciones, realzadas por un trabajo de cámara sumamente cuidado. Basta como ejemplo una de las escenas iniciales en que Eva llega a la casa en el mismo momento en que el Mono se retira con su camioneta. ?Mientras tanto? es el tipo de películas que le hacen bien a un cine argentino que está necesitando que el público lo respalde con su presencia.

Con buenas intenciones no alcanza

Difícilmente Roberto Benigni recupere el nivel de su aclamada, y también controvertida, ?La vida es bella?. Le fue muy mal con la siguiente ?Pinocchio?, que ningún distribuidor local se atrevió a estrenar en cine. Ahora con ?El tigre y la nieve? (?La Tigre e la Neve?) no parece haber levantado mucho la puntería al volver a tratar un tema enmarcado en una guerra, más reciente, como es la de Irak. Su personaje (Attilio) es un poeta que está perdidamente enamorado de Vittoria (Nicoletta Braschi), quien a su vez está escribiendo la biografía de otro poeta, Fuad (Jean Reno) amigo de ambos. Un día éste se comunica con Attilio desde Bagdad para hacerle saber que ella se encuentra allí en un hospital, gravemente herida. Oscilando entre la comedia y el drama, el grueso del relato transcurre en territorio iraqui con la búsqueda desesperada de medicamentos para enfrentar la posibilidad de la muerte de la amada. Entre los múltiples problemas que afectan a este melodrama, la falta de verosimilitud de las situaciones no son los menores. La presencia por momentos irritante y estridente de Benigni tampoco contribuye a mejorar el producto. El mensaje antibélico llega fragmentado dado que la película privilegia lo sentimental frente a lo político. El personaje de Fuad es quizás el más creíble y aprovecha las dotes actorales de Reno y su origen árabe español, dado que nació y se educó en Casablanca. Finalmente la presencia de Tom Waits, quien en verdad no actúa limitándose a cantar, es bienvenida pero no aporta demasiado al interés del relato. Tanto el músico como el director/actor lucieron mucho más en ?Bajo el peso de la ley? (?Down by Law?), pero claro allí quien los dirigía no era otro que Jim Jarmusch.

Dos sobre temas actuales en España

El director Roger Gual había debutado en la dirección junto al argentino J.D. Wallovits en la interesante ?Smoking Room? que tuvimos oportunidad de ver hace algunos años en el Festival de Mar del Plata. Algunos de los actores de su opera prima (Juan Diego, Antonio Dechent) vuelven a aparecer en ?Remake?, que es una coproducción con nuestro país, básicamente por la participación de Mercedes Morán y Antonio Paolucci. En el reparto aparecen otros españoles conocidos tales como Eusebio Poncela, Alex Brendemuhl (?Como pasan las horas?) y Sylvia Munt. Resulta inevitable la asociación de ?Remake? con dos películas del canadiense Denis Arcand (?La decadencia del imperio americano?, ?Las invasiones bárbaras?). Sin llegar al nivel de las antes nombradas, Gual logra contrastar la visión de varios amigos ya veteranos, que cuando jóvenes vivían en comunidad, con la de sus hijos que no terminan de comprenderlos. Por momentos, el film se vuelve algo tedioso pero en conjunto logra interesar.

Fernando León de Aranoa se hizo conocer en nuestro país con ?Los lunes al sol? donde sobresalían Luis Tosar y Javier Bardem como desocupados en un astillero del norte de España. En ?Princesas? las protagonistas son femeninas y la acción se traslada al Madrid de nuestros días. Cayetana, o Caye como le dicen, es una joven que oculta a su familia su condición de prostituta. Candela Peña logra aquí una composición extremadamente convincente y de gran merito. Irá poco a poco trabando amistad con Zulema, una atractiva morocha centroamericana, interpretada por la debutante Micaela Nevárez. Ambas obtuvieron el Goya que reconoce el punto más fuerte de esta historia que no se diferencia de muchas otras referidas al mundo de las mujeres de la calle. Es buena la descripción de un tipo de ambiente donde la competencia es feroz, la represión amenazante y donde se agrega el fenómeno del racismo, un mal universal.

Coproducción iberoamericana ambientada en Colombia

?Rosario Tijeras?, basada en una exitosa novela del colombiano Jorge Franco Ramos y con guión del argentino Marcelo Figueras (?Plata quemada?, ?Kamchatka?), fue dirigida por el mexicano Emilio Maillé. El personaje central está a cargo de la atractiva actriz colombiana Flora Martínez, alrededor de la cual giran varios personajes masculinos que interpretan actores de Colombia, México y España. La postproducción se realizó principalmente en Brasil, lo que hace de ?Rosario Tijeras? una verdadera gran coproducción iberoamericana. La acción transcurre íntegramente en Medellín en 1989 en pleno auge del narcotráfico, en un extenso y algo complicado flashback. Hay escenas muy fuertes, mucha sangre derramada (por la propia Rosario, de profesión sicario) y más de una historia de amor. Para quienes gusten de un cine de acción, que no ahorra violencia ni tampoco imágenes contundentes como la ceremonia de un entierro muy concurrido, éste puede ser su film Otro público, seguramente poco afín a este tipo de producciones, preferirá alguna comedia más liviana aunque no la que comentamos seguidamente.

La c?? t?. de la s?..

Quizás para no parecer reiterativos, hemos preferido cambiar un poco el texto de este copete. Pero nuestros lectores seguramente sabrán completar los puntos suspensivos y reconocer que apareció nuevamente la comedia norteamericana que muchos deploramos y padecemos. Se trata de ?Tres son multitud? (?You, me and Dupree?), de Anthony y Joe Russo, con el trío integrado por la pareja de Carl y Molly (Matt Dillon y Kate Hudson) en cuya casa cae Dupree (Owen Wilson), por unos pocos días se supone. Toda la gracia, que no tiene, se refiere a como el amigo de Dillon termina convirtiéndose en un invasor que no respeta en absoluto ninguna intimidad. En un rol menor aparece Michael Douglas, sin que lo suyo aporte demasiado para elevar la calida