Estrenos 10-8-2006

0
5

En una semana con varias propuestas interesantes lo nuevo de Almodóvar es lo más destacado y una de las mejores películas de su carreraTrazos gruesos aunque muy efectivos

La comedia es un género difícil, poco frecuentado por la cinematografía nacional últimamente. Hace algunas semanas calificábamos en esta misma columna de ?calamidad? a ?Bañeros 3?, que se pretende una comedia pese a no lograr arrancar una risa en ningún momento. Ahora es el turno de ?El boquete? de Mariano Mucci y con ciertas reservas, que se revelan seguidamente, se puede afirmar que el director sale airoso con su primer film estrenado. El lenguaje utilizado puede resultar chocante para cierto tipo de público no familiarizado con la clase social que aquí se presenta y que puede calificarse como lumpen. El reiterado uso de palabras groseras y muy a menudo con contenido sexual resulta apropiado y en nada forzado, en opinión de este cronista. Mucci ha preferido repartir el protagonismo entre varios personajes con lo que refuerza la idea de clase logrando un conjunto parejo de actuaciones. Valentina Bassi compone a Mirna, una prostituta extremadamente desprejuiciada y de enorme atractivo y sensualidad, que se pasa buena parte del tiempo sin ropa. Mario Paolucci es Escarfase (qué nombre!),el padre poco ejemplar que sin embargo le reprocha a la hija porque no para de ?caminar?. Daniel Valenzuela repite su personaje de paraguayo, cuyo insólito nombre es Idilio, y sin duda tiene el ?physique du rol? adecuado. Su esposa es la Yolly (Mirta Wons) y como el hermano de ésta luce Luis Ziembrowski. Todos estos seres marginales son quienes planean un boquete para robar un banco con indudables antecedentes en nuestra realidad cotidiana. Y allí entrará en juego Sandra Smith en otro personaje singular: una mujer policía motorizada y lesbiana que se enamora perdidamente de Mirna porque ésta le recuerda a la trágicamente desaparecida cantante Gilda. La trama incluye a varios personajes más, algunos menos lucidos como el que interpreta Silvia Montanari. Por momentos ?El boquete? evoca a algunos títulos famosos del cine italiano (?Feos, sucios, malos?, ?Los monstruos?) e incluso nacional (?Buena Vida Delivery?) siendo sus aportes suficientemente originales para destacarlo de la vasta producción local.

Ingenua y bienintencionada

Exceptuada una participación en uno de los episodios de ?18-J?, Alejandro Doria no filmaba desde 1989 en que dirigió ?Cien veces no debo?. Resulta difícil entender la ausencia de alguien que dio títulos tan recordables como ?La isla?, ?Los pasajeros del jardín?, ?Esperando la carroza?, ?Sofía? y sobre todo ?Darse cuenta?. Es con este último título con el que tiene más puntos de contacto ?Las manos? al tratar ambas los temas de la solidaridad, la fe y la esperanza. Pero los años parecen haber mellado en la creatividad de Doria quien en esta oportunidad entrega un producto donde predomina el melodrama y cierto maniqueísmo en la descripción de los personajes. Quien más se luce es Jorge Marrale en el rol central del Padre Mario Pantaleo, un cura de origen italiano cuyas manos tenían el poder de sanar a la gente. Su lucha para conseguir la ?incardinación? es decir la autorización de la Iglesia para el funcionamiento de su templo en González Catán será tenaz y llegará a buen puerto aunque afectando su salud. Graciela Borges encarna a Perla, la mujer que fue curada por el padre Mario y que se transformó en su asistente y mayor aliado. Su actuación es digna aunque por momentos ?lacrimógena?. Hay un tercer personaje importante, un cura joven que es en realidad un espía de la Iglesia, muy mal interpretado por el desconocido Esteban Pérez. En un papel menor no desentona Duilio Marzio. La excesiva duración de ?Las manos? es otro factor que perjudica a un film que pese a sus buenas intenciones no está a la altura de otras obras de Doria.

Del veterano director de ?Arma Mortal? y ?Superman?

Bruce Willis regresa con un personaje casi en las antípodas de la anterior ?7, el número equivocado? en ?16 Calles? (?16 Blocks?). Su director, Richard Donner, es un veterano con 20 títulos en su haber, algunos tan famosos como la serie ?Arma mortal? y la primera ?Superman?. Willis es el agente de policía Jack Mosley, un hombre anímicamente abatido que arrastra una culpa y se refugia en el alcohol. Cuando le asignan una tarea aparentemente sencilla como la de conducir un preso poco peligroso hasta un juzgado cercano, la corta distancia de 16 cuadras que da título al film se volverá interminable. Ocurre que la declaración del convicto, muy bien interpretado por el astro del hip hop Mos Def (?La estafa maestra?, ?El hombre del bosque?), compromete seriamente a varios policías corruptos. Al frente de estos está el oficial Frank Nugent (David Morse) quien sólo ve una salida: matar al molesto testigo. Hay mucha acción y algunas sorpresas del guión que, pese a no ser extremadamente original, atrapan lo suficiente como para que el interés no decaiga en ningún momento. Se nota la mano del veterano director que, habiendo superado los 75 años, demuestra estar en gran forma en su saludable regreso.

El mejor Almodóvar en muchos años

Pocos posiblemente recuerdan que la primera película de Pedro Almodóvar estrenada en Argentina fue en realidad la quinta de su filmografía (?Matador?) y que su primera realización (?Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón?) dirigida en 1980 sólo se conoció en nuestro país nueve años después. El desorden inicial recién comenzó a organizarse con la presentación de la séptima y una de sus mejores realizaciones: ?Mujeres al borde de un ataque de nervios?. Fue también la última vez, hasta ahora, en que Carmen Maura, la actriz fetiche de Almodóvar, fue dirigida por este último. Tuvieron que pasar 18 años y nueve films para que el esperado reencuentro se produjera. El director manchego nos dice, en sus propias palabras, que este film le permitió volver a la comedia, al universo femenino, a La Mancha, a su madre y finalmente a varias de sus actrices predilectas. Quienes descreíamos la posibilidad de recuperar a Penélope Cruz, luego de su fallido paso por producciones norteamericanas que es preferible olvidar, nos reencontramos con una interpretación fuera de serie. Agréguese a ello la exuberancia y belleza de su personaje (Raimunda), que nos recuerda a algunos de la entonces joven Sofía Loren. El tema de la muerte irrumpe desde la impactante escena inicial en un cementerio y continúa con la aparición de la madre (Carmen Maura) de Raimunda en casa de su hermana Sole. En este último rol brilla Lola Dueñas, mientras que otra veterana actriz de Almdóvar, Chus Lampreave, compone a la tía Paula en breve rol. El elenco, casi exclusivamente femenino, se completa con la joven Yohana Cobo, como hija de Raimunda, y con el personaje de una vecina solidaria interpretada impecablemente por Lola Portillo. Señalemos en ?Volver? el giro rotundo hacia la comedia y el mundo femenino, luego del paso en falso en ?La mala educación?. En el último Festival de Cannes, fue la única película que se llevó dos premios: al mejor guión y a la mejor actriz compartida entre las antes mencionadas. En verdad debió llevarse la Palma de Oro, pero al menos entre los críticos fue quien cosechó los mayores elogios y puntaje.

Dos de animación estrenadas a destiempo

Habiendo finalizado las vacaciones de invierno y con varios films de animación aún en cartel, parece poco oportuno el momento elegido por dos distribuidoras locales para presentar sendas muestras de ese género, de muy diferentes características. A la que peor le irá es a ?Jorge, el curioso? (?Curious George?) de Matthew O?Callaghan dirigida exclusivamente a los más chicos, cuyos ocupados padres seguramente no los acompañarán. El personaje central nació en la década del ?40 y como su nombre lo indica tiene la costumbre de entrometerse en todo con sus preguntas. Ted, ?el hombre del sombrero amarillo?, es enviado al África en busca de una atracción para su museo. Cuando regresa descubre que Jorge, un chimpancé, ha regresado con él y de ahí en más tendrá que soportar las travesuras del simpático monito. Si uno piensa que la mayor parte de la ?oferta? en vacaciones de invierno no era para el público menudo resulta aún más lamentable el error de cálculo de la compañía distribuidora.

En cuanto a ?Monster House ? La casa de los sustos? del debutante Gil Kenan tiene el sello de dos de sus productores: Robert Zemeckis y Steven Spielberg. Algunos han pretendido equiparar a esta película con la obra de Tim Burton y en particular con ?El cadáver de la novia?, pero la comparación no parece apropiada. La diferencia radica en una historia menos elaborada, que aquí se reduce a una casa embrujada que está enfrente del hogar de DJ, un niño de doce años. Junto a su amigo regordete Chowder y de una niña algo menor se enfrentarán con la mansión que cobra vida por razones que se develan en el film. Donde ?Monster House? se destaca es en la animación, utilizando una técnica similar a la de ?El expreso polar? del citado Zemeckis. En la versión en inglés, que es la más recomendable, prestan su voz en forma eficaz Steve Buscemi, Jason Lee, Kathleen Turner y Maggie Gyllenhaal como una descuidada niñera.

Publicado en Leedor el 12-8-2006