Emma y Spilimbergo

0
15

Los artistas más importantes de las primeras vanguardias argentinas revelan la variedad y riqueza de las tendencias que iniciaron el movimiento artístico moderno en nuestro país. La figura de Lino Enea Spilimbergo, su taller, los artistas reunidos a su alrededor y la serie completa de Emma en una muestra imperdible.EMMA EN EL TALLER DE SPILIMBERGO.
IMAGO Espacio de Arte
Suipacha 658, PB ? Buenos Aires.
Hasta el 11 de agosto de 2006.

El taller entendido como escuela o seminario, como recinto donde trabaja o discute el conjunto de discípulos o amigos de un artista es el elegido en esta exposición como una variante en torno a la figura de Lino Enea Spilimbergo (1886-1964). Por ello la muestra admite distintos recorridos o lecturas ya que puede ser vista o interpretada como un panorama de las relaciones interpersonales entre los artistas de la época, o para establecer las diferencias o analogías entre ellos.

Asimismo conviene a la personalidad del maestro recordar que a principios del siglo XX se desarrollaron las primeras vanguardias argentinas nacidas de los artistas que viajaron a París y experimentaron las influencias europeas y que tuvo a Spilimbergo en ese grupo al que se denominó la ?escuela de París?.

Así los artistas más importantes de estas primeras vanguardias revelan la variedad y riqueza de las tendencias que iniciaron el movimiento artístico moderno en la Argentina.

Diana B. Wechsler, curadora de la muestra y redactora del catálogo ha querido distinguir al taller ?como espacio de formación?, aquel donde se reúnen los artistas del entorno de Spilimbergo. Por ello la exposición reúne también obras de otros artistas en una breve selección de aquellos que se reconocen en la técnica o el espíritu del gran maestro.

Así el pintor Eolo Pons nos interesa en sus bocetos para murales elaborados dentro del academicismo todavía vigente, pero también en otro del mismo tipo pero más llamativo y de trazado moderno como es ?Metalúrgica? (1956), donde las figuras de los obreros parecen unidas en el esfuerzo por la torsión de la gran plancha metálica que ocupando un plano central otorga a la escena el movimiento propio del lugar que se quiere representar. Pero también resultan afines al pintor otras obras de la década de los ?30 de inserción surrealista.

Asimismo Miguel Dávila con sus trabajos de los ?60 con personajes dispuestos en el plano en forma arbitraria o sus composiciones de objetos diseminados al azar nos comprometen en planteos del surrealismo.

Otros artistas representados en la misma sección son Leopoldo Presas, Albino Fernández, Alfredo de Vincenzo, Carlos de la Mota, Susana Soro y Eduardo Audivert.

De las obras de Spilimbergo centramos nuestra atención en el personaje de Emma, del cual sólo habíamos podido contemplar pocos grabados hasta ahora. Se trata del personaje nacido de los apuntes que nos dice Wechsler formaron parte del material encontrado en el taller del artista que parecen extraídos de una información periodística de carácter policial. Nos enteramos así de la existencia de Emma en el relato previo a su suicidio, donde en una carta dirigida a sus padres afirma ?Siempre fui buena… no soy yo la culpable?.

Este personaje marginal de la prostituta representado en los grabados con un grado de crudeza mayor en escenas prostibularias donde a Emma se la representa sola o junto a otros compartiendo su mísera vida de expulsados de la sociedad. El tratamiento de las escenas reflejan quizás una de las situaciones sociales derivadas de la crisis económica de los ?30 que aquí aparecen acentuadas por el blanco y negro de los grabados. Este tratamiento escabroso del personaje, se anticipa a la Ramona de Antonio Berni aunque en éste la marginalidad esté expresada en forma diferente ya que parece más bien una decisión voluntaria paran lograr el ascenso social.

No podemos dejar de recomendar esta exposición por el esfuerzo que indudablemente ha representado la acción de reunir todo este material para ambientarlo en el taller de Spilimbergo.

Julio Portela

Publicado en Leedor el 16-7-2006

Compartir
Artículo anteriorEstrenos 13-07-2006
Artículo siguienteEl Aliento