Domicilio Privado

0
8

Apabullantes imágenes, situaciones
tensas y la fuerza de excelentes actuaciones en este film de un italiano sobre el conflicto palestino-israelí.Private

Por Elizabeth Motta

Domicilio privado es la historia de una familia palestina cuyo hogar es invadido por unos soldados israelíes. A modo de resistencia, el padre de familia, un intelectual de principios fuertes, decide permanecer en su casa hasta que los ocupantes se vayan, aunque ello signifique poner en riesgo sus hijos y a su esposa.

La historia está basada en un hecho verídico, ocurrido en el seno del actual conflicto entre Palestina e Israel. Los hogares ya no funcionan como un refugio; allí ya no se encuentra la seguridad, y por las noches se duerme con miedo. En este contexto las familias intentan seguir con sus vidas, resistiendo, soportando un estado de pánico permanente y negando la salida del exilio.

El director italiano ha decidido narrar el suceso con una cámara en mano, bastante movediza, que le da al relato una fuerte carga realista, y al mismo tiempo lo separa del documento. Las imágenes, por la dinámica del movimiento, resultan apabullantes, manteniendo el conflicto en estado de tensión constante. Las escenas más dramáticas son construidas, sobre todo, por los ruidos ensordecedores de las ametralladoras y los gritos de la familia, mientras que aquellas menos trágicas, por el contrario, transmiten el drama por la fuerza opresora de los silencios más profundos.

El conflicto fundamental de esta ópera prima de Saverio Constanzo gira entorno a la invasión de la vida privada. Es por ello que en el film no hay buenos y malos. La familia, si bien es la víctima principal de esta historia, no es la única. La intimidad de los soldados también es violada por la hija mayor de la casa, quien los espía detrás de un ropero. En estas escenas se descubre que estos invasores también son seres humanos, y es gracias a esto que la muchacha logra adquirir un poco de paz, pero también logra comprender por primera vez que la lucha sin violencia de su padre (la resistencia pacífica) es sabia y fundamentada. Son estas las razones de que el director haya buscado famosos actores de ambas regiones para exponer su mensaje de paz frente al conflicto: el padre de la familia es interpretado por Mohamed Bakri, es un conocido actor palestino que representa un símbolo del nacionalismo en su país, mientras que el soldado israelí es representado por Lior Miller, un actor muy popular en su región que había pertenecido años atrás a las fuerzas del ejército.

Para concluir diremos que el film es rico en contenido, que logra expresar las situaciones más tensas con fuerza y contiene excelentes actuaciones. No es mal comienzo para el director italiano, que ya ha ganado el Leopardo de Oro en el Festival Internacional de Locarno en el 2004.

Publicado en Leedor el 8-7-2006