Estrenos del 22-6-2006

0
6

De los cuatro estrenos de la semana, el documental Bialet Massé, un siglo después y la polémica producción palestina El Paraíso Ahora son los que valen realmente la pena.Estrenos del 22-6-2006

Por Fredy Friedlander

Reducida a cuatro novedades, la oferta de estrenos permite, sin embargo, destacar dos títulos. Se trata del documental ?Bialet Massé, un siglo después? y la polémica producción palestina ?El paraíso ahora?.

Merecido rescate de un personaje ejemplar

El director Sergio Iglesias consigue plasmar, en su ópera prima ?Bialet Massé, un siglo después?, un testimonio desgarrante de la penosa situación por la que atraviesan numerosas provincias de nuestro país en la actualidad. Lo notable es que el texto que utiliza fue escrito hace unos cien años por el médico, abogado e ingeniero catalán Juan Bialet Massé durante un viaje que éste realizara por catorce provincias. El hecho de que el ?Informe sobre el estado de las clases obreras en el interior de la Argentina?, encomendado a Bialet Massé por el gobierno del presidente Julio Argentino Roca, continúe teniendo en gran medida vigencia es un dato triste de nuestra realidad. Iglesias pasea sus cámaras por pueblos de varias provincias tales como Misiones, Tucumán, Chubut y Neuquén donde persisten los problemas sanitarios, de pobreza, desocupación y marginalidad, entrevistando a gente del lugar. Es inteligente el uso de una voz en off de claro acento hispánico, que le da más fuerza al alegato. Por momentos el director opta por introducir un cierto bienvenido humor que hace más soportable el documento que recuerda, por su tema, a la última película de Pino Solanas. Rinde además homenaje a la emprendedora figura de Bialet Massé, quien hizo construir un dique en el mismo sitio donde ahora funciona el San Roque y generó fuentes de trabajo, también en Córdoba, al instalar una de las primeras fábricas productoras de cal. Cabe una reflexión final referida a lo bien que le haría a nuestro país el surgimiento de nuevos ?Bialet Massé?.

Nueva versión fílmica del ?Martín Fierro?

El maravilloso poema gauchesco de José Hernández ya había tenido una versión anterior no muy lograda, dirigida por Leopoldo Torre Nilsson hace casi cuarenta años. De hecho la que ahora se presenta bajo el título de ?Martín Fierro, el ave solitaria? es un viejo proyecto que su director Gerardo Vallejo venía postergando desde inicios de los ?80. Los resultados no son demasiado destacables para un realizador que había dado dos obras valiosas como ?El camino hacia la muerte del Viejo Reales? y ?El rigor del destino?. La interpretación de Juan Palomino y cierto cuidado en la imagen del director de fotografía Carlos Torlaschi son los méritos mayores de una obra que posee muchos altibajos y no logran mantener la atención del espectador. No es muy feliz el hecho de que se trate, en palabras del director, de una versión libre en que la figura del indio sea mostrada con una complacencia y moderación, que traicionan al texto original de José Hernández.

Con Johnny Depp no alcanza

El personaje de John Wilmot, Conde de Rochester, es menos conocido que Casanova, pese a tener ambos varios puntos de contacto. En ?El libertino? del debutante realizador inglés Lawrence Dunmore, Johnny Depp interpreta a quien fuera confidente del rey Carlos II de Inglaterra a mediados del siglo XVII. Lamentablemente la poca pericia del director no logra resultados descollantes en una historia que tenía elementos de interés. John Malkovich es desaprovechado en la figura del Rey y quien más luce es Samantha Morton (?El viaje de Morvern?, ?Dulce y melancólico?) interpretando a la actriz Elizabeth Barry, beneficiada por el Conde a quien luego traicionó. La calidad técnica de la imagen, al menos de la copia vista, resulta bastante pobre y oscura lo que no permite realzar los esfuerzos de ambientación para una película de época. Tampoco resultan muy convincentes las imágenes de ?libertinaje? sexual que tienen su clímax en la representación teatral de la obra que el rey le había encomendado al Conde para impresionar a sus vecinos franceses. La decadencia final del personaje central permite algún lucimiento del actor, pero se adivina que el conjunto fue pensado en función del impacto comercial que suele tener Johnny Depp y que en esta oportunidad no logra ser aprovechado.

Dramático relato de una penosa realidad

Khaled y Said son dos jóvenes amigos que trabajan en un taller mecánico en Nablus, Palestina. Sus pacíficas vidas sufren un vuelco radical cuando aceptan el ofrecimiento de inmolarse con explosivos en pleno centro de Tel Aviv. La preparación no se limita a la instrucción que reciben para que el atentado sea exitoso. Va acompañada de un ritual que pretende convencerlos, mejor sería decir confirmarles, que el acto de morir les permitirá alcanzar el Paraíso tan soñado. A manera de un thriller, ?El Paraíso ahora? de Hany Abu-Assad tiene el inmenso mérito de documentar en forma convincente los pasos que siguen estos dos jóvenes, las dudas que se plantean y las distintas posiciones que pueden adoptar frente al acto que están a punto de cometer. La presencia de un tercer personaje femenino, hija de un mártir palestino, de pensamiento más bien pacifista contribuye también a la credibilidad del planteo. La película fue nominada al Oscar al mejor film en idioma extranjero y probablemente debió ganarlo. Su factura técnica y actoral es impecable y al menos en opinión de este cronista no se trata de un burdo alegato en pro de la violencia. Es indudable que el relato no expresa simpatías por el estado israelí y es posible imaginar la reacción negativa que ha producido en los sectores más radicales o ?halcones? de dicha sociedad. Sólo resta desear que un análisis a fondo de la propuesta de ?El paraíso ahora? pueda generar un diálogo constructivo que permita una solución más pacífica que la que esta película presenta, pero no predica.

Publicado en Leedor el 24-6-2006