Alberto Lecchi y dos cafés

0
7

Este reconocido director argentino de cine popular conversó con Leedor.com sobre su flamante película ?Una Estrella y Dos Cafés? que llega este jueves a las salas.Uno, como director, está siempre en foco
Entrevista a Alberto Lecchi, director de Una Estrella y Dos Cafés

Por Nicolás Kusmin.

En estos días, previos a un estreno, que son tan fatales para los directores, por todo el nerviosismo que implica, Alberto Lecchi (mientras recibe una llamada de su socio) cuenta cómo están sus expectativas: ?ya que como siempre somos productores y realizadores?.
Este reconocido director argentino de cine popular conversó con Leedor.com sobre su flamante película ?Una Estrella y Dos Cafés? que llega este 15 de Junio a las salas.

Con una mirada sencilla, despojada de grandes declamaciones, en Purmamarca, Jujuy, la historia relata la relación que se establece entre Carlos y Estela, un arquitecto porteño y una niña con mucho ángel que vive allí y conoce en la Plaza del pueblo. Gastón Pauls, Ariadna Gil ?que fueron la pareja de ?Nueces Para el Amor?? y Marina Vilte que debuta en un largo luego de participar en ?La Llamada? el corto que el director realizó para el film, sobre los 10 años del atentado a la A.M.I.A, ?18-J?. Una película ?chica?, por su producción e historia que ayudó a Lecchi a salir del fracaso que resultó su último film ?El Juego de Arcibel?, muy pretencioso según comenta.

¿Viviste de modo diferente en ?18-J? ese nerviosismo del estreno, por ser un trabajo en conjunto? que pese a tocar un tema tan serio y grave, no dejaba de ser un film.

Si, lo viví diferente. Sabés lo que ocurre, de las diez películas, quitando dos que hice por encargo, las generé yo, y estuve involucrado en la producción a un nivel de avales en los bancos y todo lo que involucra una estructura de inversión. Uno, como director, está siempre en foco. Ahora voy a realizar unos capítulos de ?Mujeres Asesinas? y nadie sabe eso, pero lo podés hacer vos o yo?porque son ocho directores, en cambio una película sos vos. En una película hay mucho en juego, más allá de lo estrictamente cinematográfico.

Para lo bueno y para lo malo.

Exacto, pero con la diferencia que si te va mal es muy difícil remontar eso. Es muy complicado luego de un fracaso pedirle a un inversor que ponga plata. Primero te preguntarán, cómo le fue en su último film. Esto es a un nivel comercial, y en uno personal, pasa un período que es un cachetazo: en algo te equivocaste!. Por eso, yo siempre trato de tener un proyecto antes de un estreno, porque tengo pánico al fracaso o al éxito. Es como una manera de defenderme, de preservarme. Y ahora hay pelear porque el proyecto se concrete así el estreno no me influye tanto.
Esta película en un punto raro nació bien. Ya fue a varios festivales, se vendió a muchos países. Pero trato de ir, salvo festivales que hay que estar si o si, a los países donde aún no se vendió. Porque si yo me paso un año dando vuelta por los festivales, dejo de trabajar y yo vivo de esto.

La escena del televisor borroso que advierte Estela (donde se escucha un fragmento de ?Nueces para el Amor? cuando se separan por primera vez) y que Carlos sea de Temperley ¿a qué responde?

Lo de Temperley, es porque siempre fui hincha de ese club. Lo de la televisión: cuando escribí el libro no había pensado en eso, pero luego en la preparación, pensé que era una excusa para que Marina no se sintiese tan mal. Nunca lo pensé como una continuación de ?Nueces?? , sino que al aparecer Ariadna Gil (Ana) en el proyecto: pensé por qué no hacer un homenaje a un film con el que nos había ido tan bien, una película tan querida.

La escena del café entre Ana y Marina (que fue elegida para el trailer) en que le dice: ?Con el amor, no alcanza?.

Es una escena que me gusta mucho y por eso la elegí. Yo tenía una premisa, de qué manera esta pareja que sabe que no tiene futuro, iba a preservar el sentimiento al lado de la nena, que ella pensara que era algo puro y lindo, que puede no terminar siempre. Yo creo que hay parejas que viven toda su vida enamorados y no pueden estar juntos, y viceversa.

Bueno, de eso hablaba ?Nueces??

Así es. Está película la inspiró Marina absolutamente. Muchas de las situaciones del film son reales, como el hombre al que no le quieren vender vino. Yo la conocí a ella como lo conoce al personaje de Gastón Pauls en el film, exactamente igual. Marina es una nena de doce años, muy culta, que en un pueblo donde no llega el Diario, sabe de todo. Ella me hablaba de sus cosas y tierra totalmente arraigada, con dolor, que vió irse a su padre y hermanos, y a la gente que conoció diez minutos en la Plaza. Y como se hizo amiga mía se hace amiga en la calle de la gente, que luego se van y no va a ver más. La verdad que eso, me shockeaba, me golpeaba. El personaje de Ariadna que viene solo un día, se puede hacer amiga porque la entiende: cómo hacer para que crea en el amor, en un momento en que Ana se está separando y viene a buscar a Carlos.

Y las fotos de los títulos finales en la salina, que son muy conmovedoras y tienen un guiño a la mirada cómplice del espectador, ¿cómo surgieron?

Lo que ocurre es que ahí hay un período de tiempo de varias horas, del día a la noche, que no se sabe exactamente qué pasó. Sí hay una fantasía sobre lo que pudo pasar, las fotos están como muestra. Pero la última en que aparecen de espaldas a la cámara lo puse como una especie de simbolismo, como que la cosa estaba más adelante.

Publicado en Leedor el 13-6-2006