Tiempo de volver a amar

0
4

Pese a ciertos defectos, celebremos la llegada de un cine que cada vez es menos frecuente en las salas de Buenos Aires.
Por Nicolás Kusmin.
nicolaskusmin@leedor.com

En tiempos de guerra, un niño es despedido por su madre en la estación de tren cuando parte hacia Inglaterra para visitar a sus abuelos y festejar su octavo cumpleaños. Al llegar allí, lo reciben ellos con la trágica noticia de la muerte de la madre en un bombardeo. Muchos años después, en una Inglaterra aún tambaleada por la guerra, en la mesa familiar el ya adolescente Jack y su familia, reciben la inesperada visita de una mujer de un parecido deslumbrante con la fallecida madre.
Colin Nutley es un reconocido director inglés que hace años trabaja en Suecia. La hermosa y excelente actriz Helena Bergstrom, que personifica a las dos mujeres no es otra que su esposa en la vida real.

?Tiempo??, pese a contar con un brusco vuelco hacia la comedia, ser demasiado coral y perderse en muchas historias paralelas, es una clase de film que cada vez llega menos a las salas locales, ya sea por los Mega-Tanques o por la cuota de pantalla que resguarda (cuando se aplica) al cine nacional, pero mengua los estrenos europeos y de otros continentes.

Publicado en Leedor el 11-6-2006