Bareback sobre el SIDA

0
6

Una comedia bareback sobre el sida y sus tópicos en la dramaturgia de Patricia Zangaro y la dirección de Diego Kogan: un lujo.Una comedia bareback sobre sida

- Publicidad -

Por Cecilia de la Cruz

Entramos en un cuarto donde seis personas realizan actividades diferentes: dormir, chatear, ejercitar yoga, descansar en el suelo. Cada uno parece estar sumergido en su mundo: los une la espera y un plan común.

Estos seis personajes encerrados en un búnker aguardan la resolución del debate en la corte sobre la penalización de la transmisión del virus del sida mientras el aislamiento en un lugar indeterminado de la ciudad tiene el propósito, como dice su director Diego Kogan, de desarmar el “paradigma sida”.

Y la manera elegida es la comedia, que nos presenta con una proximidad
cotidiana la rutina del grupo.

Diálogos triviales sobre diferentes prácticas sexuales inician esta obra que poco a poco nos permitirán conocer minúsculos instantes de la prehistoria de sus personajes sin caer en una profundización psicológica. Escenas fragmentadas intercaladas por cortes vertiginosos de la luz y música disco presentarán las relaciones entre los habitantes del búnker que van desde los enfrentamientos personales hasta los debates para organizar y plantear su disconformidad respecto a como la sociedad trata el tema del sida.

Con un ritmo vertiginoso, a la acción se le suma un nuevo miembro que opta por el encierro y acompaña la causa de los demás. Es él quien viene a plantear el tema de la libertad sexual e individual que deja en suspenso un interrogante latente a lo largo de toda la obra.

Las actividades continuan hasta que todos se acobijan en la cama del rincón del espacio marcando una larga pausa que nos desestructura como espectadores. La música de gran importancia en toda la obra resuena en éste momento con un “Ne me quitte pas“. Cada vez más se acelera el ritmo de la obra aguardando la llegada de información sobre lo que pasa fuera del búnker, sinónimo de un aislamiento y desplazamiento social pero al mismo tiempo de elección personal como modo de manifestarse. Y una noticia inesperada paraliza a todo el que se
encuentra en ese espacio en un silencio profundo y oscuro como los continuos cortes de luz que marcaban los cambios de escenas. Pero nada los detiene ni paraliza.

Una comedia Bareback sobre Sida tiene el privilegio de contar con la dramaturgia de Patricia Zangaro que junto con su director Diego Kogan dejan al espectador sumergido en interrogantes continuos para cuestionar el modo a través del cual vemos el tópico sida.

El sitio web de la obra

Publicado en Leedor el 28-5-2006