Y la cuota pantalla…

0
7

Una carta de Rodrigo Moreno, director de la película argentina El custodio da el alerta sobre la grave situación de distribución y exhibición del cine nacional.Por Rodrigo Moreno

La pelicula El Custodio se estrenó el pasado jueves en doce salas de Capital Federal, Gran Buenos Aires y La Plata. Quienes la hicimos fuimos cautos en su lanzamiento porque sabiamos que no era una pelicula masiva.

Sin embargo apostamos a tener una importante presencia con muchos afiches en la calle, publicidad en la tele, y una prensa apoyada en el actor principal Julio Chavez, en el prestigio del premio en Berlin, y de la muy buena recepción por parte de la mayoróa de la critica local. Estrenamos una semana despues del record histórico del dibujo animado La Era del Hielo 2 una antes del festival de cine de Buenos Aires.

La película en sus primeros cuatro dias de vida alcanzó un total de 12.500 espectadores, es decir un promedio de más de mil entradas por sala, que le valió el tercer puesto en promedio de espectadores por sala luego del citado dibujito animado y del otro estreno de la semana El Plan Perfecto.

Hoy lunes fue programada la semana y a pesar del buen desempeño, la película cayó en seis de las doce salas de estreno, y así es como aparecerá a partir del jueves próximo en una sala de Tandil, otra de Avellaneda y de Quilmes, otra en el cine Cosmos y media pasada en el Patio Bullrich.

Es evidente que con estos resultados la película apenas sobrevivirá una semana más y luego morirá en alguna sala de San Luis, como sugirió el gerente de fiscalizacion del INCAA o en otra de alguna plaza similar.

El estado ha decidido fomentar el cine nacional creando un instituto y una ley de cine. Sin embargo una película argentina sufre una desprotección casi total una vez lanzada a un mercado cuyas reglas se contraponen a la de un estado que quiere apoyar el cine nacional. El
problema está claro no es de los empresarios sino del propio estado que cree que defiende los intereses de los productores nacionales con un vergonzoso y deficiente sistema de cuota de pantalla del que muchos funcionarios se vanaglorian.

Lo que acaba de ocurrir con mi pelicula ocurrió ayer con la de Burman y manñana con la treintena de estrenos nacionales que se esperan para este 2006.

La pregunta es si vamos a seguir quedándonos de brazos cruzados o si en cambio de una buena vez por todas vamos a reaccionar.

Publicado en Leedor el 26-5-2006