Estrenos 27-4-2006

0
3

Crónica de una fuga, El nuevo mundo y Capturando a los Friedman sobresalen entre los estrenos de esta última semana de abril 2006.ESTRENOS DEL JUEVES 27 DE ABRIL

Por Fredy Friedlander

Siendo ésta la quinta semana consecutiva con 5 estrenos y el cierre del primer cuatrimestre del año, parece un buen momento para hacer un balance del período además de la habitual reseña de estrenos.

Es notable la regularidad, en lo que va del año, en el número de estrenos semanales. Sobre 17 semanas transcurridas, 8 tuvieron cinco estrenos y el resto se repartió con 5 semanas (en enero y febrero) con seis novedades y las restantes 4 con ese mismo número de películas. Por supuesto, el total de 86 películas estrenadas hasta ahora da un promedio semanal muy cercano a cinco. En cantidad, en igual periodo del año 2005, se habían presentado 76 lo que indica que, hasta ahora, ha habido un incremento significativo. El otro punto interesante es el origen de los estrenos. Nuevamente Estados Unidos encabeza el ranking con 51 producciones, seguido como es habitual por Argentina. Fueron 13 las películas locales (incluidas varias coproducciones). El resto se reparte entre Europa (15% del total), con predominio de Gran Bretaña y en menor medida Francia, y Lejano Oriente y América Latina. Estas últimas dos regiones suman apenas un 10% lo que una vez más demuestra que el grueso de los estrenos (75%) tiene sólo dos orígenes: EEUU y Argentina.

Un director que nunca defrauda

Israel Adrián Caetano, uruguayo de nacimiento y argentino por residencia, es uno de los más sólidos y talentosos realizadores de la actualidad. Desde su debut con ?Pizza, Birra y Faso? (junto a Bruno Stagnaro), pasando por ?Bolivia? y ?Un oso rojo? y series de televisión como ?Tumberos?, Caetano demuestra una gran capacidad en la dirección de actores, profesionales y de los otros. Otro de sus atributos, ausente en muchos otros realizadores locales, es la existencia de una sólida trama en sus películas que logran mantener el interés del espectador a lo largo de todo el metraje. Prueba de todo lo apuntado es el reconocimiento internacional que le permite por tercera vez participar en el (próximo) Festival de Cannes aunque esta vez en la Selección Oficial, a la cual unos pocos directores argentinos, el caso de Puenzo, Solanas y Lucrecia Martel, han podido acceder. ?Crónica de una fuga? está basada en el libro ?Pase libre. La fuga de la mansión Seré?, escrito por Claudio Tamburrini, quien junto a otros tres detenidos logró, casi podría decirse milagrosamente, evadirse. Tamburrini, impecablemente interpretado por Rodrigo de la Serna (?Diarios de motocicleta?), era arquero del equipo de Almagro y fue ?chupado? por error por un grupo de tareas. Lo notable de esta ?crónica? es como Caetano privilegia la acción y hasta el suspenso, pese a que uno conoce el desenlace, frente a lo político o ideológico, evitando caer en el panfleto. No se entienda, sin embargo, que el director elude la gravedad del tema de los secuestros a gente que a menudo no tenía militancia. La tortura está presente pero no sólo en su forma física sino también a través de la caracterización de quienes la practican. Es el caso del personaje que encarna eficientemente Pablo Echarri, como jefe de los criminales de la mansión Serré o Atila, como también se la conocía. Posiblemente lo mejor de ?Crónica de una fuga? esté en su parte final cuando se inicia el escape, en donde la película se transforma en un verdadero ?thriller? de gran factura. Sería injusto dejar de nombrar a Nazareno Casero (Guillermo), Lautaro Delgado (el Gallego) y Mario Marmorato (el Vasco), los tres compañeros de fuga de Claudio y entre los carceleros a Diego Alonso (Lucas), Daniel Valenzuela (Alemán) y al ya citado Pablo Echarri como Huguito.

Algo extenso pero gratificante en lo visual

Pese a casi duplicar en edad a Adrián Caetano, Terrence Malick realizador norteamericano de ?El nuevo mundo? (?The New World?), no lo supera en número de películas. En efecto sólo había dirigido tres anteriormente: ?Badlands? (1973, no estrenada localmente), ?Días de gloria? (1978) y ?La delgada línea roja? (1998). Su cuarto largometraje no atraerá por igual a todo el mundo y requerirá del espectador una predisposición que privilegie la imagen, la música y el clima frente a la acción, particularmente en su última hora. El comienzo es espectacular con la llegada de los ingleses a la zona de Virginia en el año 1607. El primer contacto con los indígenas resulta totalmente verosímil y el choque entre dos culturas, tan diferentes y distantes, está magníficamente concretado. Vaya como ejemplo una sola escena en la que los indígenas huelen, con marcado disgusto, a los blancos mientras se estudian mutuamente, para señalar esos aciertos iniciales. El encuentro y posterior acercamiento entre el capitán Smith (Colin Farell) y la nunca nombrada Pocahontas es otro de los hallazgos de esa primera parte. Cuenta además con el atractivo adicional de una muy buena interpretación de la debutante Q?Orianka Kilcher, quien estuvo en el reciente Festival de Mar del Plata con sus apenas 16 años y su misterioso nombre de origen quechua, legado de su padre peruano, que significa águila dorada. Las posteriores escenas con cruentas batallas son otro punto alto de ?El nuevo mundo? y mérito del director de fotografía Emmanuel Lubezki (?Como agua para chocolate?, ?El jinete sin cabeza?). Una duración excesiva de 135 minutos (incluso circula una versión algo más extensa)y el decaimiento del interés del relato, sobre todo cuando aparece la figura de John Rolfe (Chritsian Bale), no deberían desalentar a quienes han apreciado las cualidades de films anteriores de Malick, que en buena parte se mantienen aquí.

Un doloroso cuadro familiar

?Capturando a los Friedman? (?Capturing the Friedmans?) de Andrew Jarecki es un sólido documental basado en un hecho real y de alguna manera controvertido como fue el enjuiciamiento de dos de los miembros de una familia judía de clase media de Long Island. El padre era profesor de computación en su casa y fue acusado, junto a su hijo menor, de pedofilía. Fue a través de un envío por correo de revistas pornográficas al hogar de los Friedman que se produjo la intervención de la policía. Ambos, padre e hijo, fueron a la cárcel sin que hubiera más pruebas que los testimonios de probables víctimas. Una de las virtudes de Jarecki es haber utilizado películas caseras tomadas por otros miembros de la familia, en especial del hermano mayor y que permiten comprobar el deterioro en el cuadro familiar al cual no era ajeno la señora Friedman. Se trata de un relato muy bien elaborado que incomoda pero no deja indiferente al espectador.

Con Pacino solo no alcanza

?Dos por el dinero? (?Two for the Money?) de D.J. Caruso (?Robando vidas?) es una más con Al Pacino en el rol de un hombre experimentado (Walter Abrams), en este caso en el negocio de las agencias de apuestas, que recluta a un joven prometedor, ex jugador de fútbol americano. En este papel no luce demasiado Matthew McConaughey (Brandon), visto recientemente en ?Soltero en casa?. Peor aún le va a René Russo, como la esposa de Walter, cuya inclusión sólo puede entenderse por ser ella uno de los productores de este fallido film. Al principio Brandon, a quien Pacino le cambia el nombre y lo hace aparecer incluso en la televisión como John Anthony (más vendedor), acierta todo. Pero luego empieza a fallar y lo que de allí en más ocurre es totalmente trivial y ?cantado?. Lo peor está cerca del final cuando se da una equívoca (y ridícula) situación entre el joven Anthony y la señora Abrams. A no asustarse, el final es feliz.

Apenas para mantener el promedio de cinco estrenos semanales

Efectivamente el quinto estreno, ?Un papá con pocas pulgas? (?The Shaggy Dog?) de Brian Robbins, es una innecesaria e inofensiva remake del film de igual nombre original del sello Walt Disney que se llamaba ?El perro humano? y que al menos tenía a Fred MacMurray en el rol central. Hubo incluso una versión intermedia de 1976 no estrenada localmente, y es de esperar que la tercera sea la vencida.

Publicado en Leedor el 29-4-2006

Compartir
Artículo anteriorLorena Di Meo
Artículo siguienteHébenon