Ché….. Malambó

0
11

Una sinfonía rítmica con el idioma del zapateo argentinoChé….. Malambó, cuando el idioma es el zapateo

Por Marta Opacak

Che…Malambó!!” es definida por Gilles Brinas, como una sinfonía rítmica, con el idioma del zapateo argentino. Este coreógrafo francés, conoció nuestro malambo en París, en un número que se realizaba dentro de un espectáculo del Follies Bergeres y su pasión, lo llevó durante 3 años a viajar constantemente de Francia a la Argentina, para formar una compañía y presentarla en Europa.

Brinas, luego de integrar el Ballet de Lyon y el Ballet del Siglo XX de Maurice Béjart, fundó su propia compañía, la Compagnie de Danse el de Musique Vivante.

El elenco de esta puesta está integrado por miembros del Ballet Folklórico Nacional, que en los 8 cuadros del espectáculo “Al principio era la Pampa”, “Los caballos”, “Los jinetes del Norte”, “El pájaro trueno”, “Los volteados”, “Los jinetes del sur”, “Memoria” y ” La celebración”, nos dejarán, por momentos, sin aliento con sus dotes de “performers” y su calidad artística como bailarines.

Brillantes contrapuntos de zapateo, nos sorprenderán, en esta danza que si bien es netamente masculina, no pierde su esencia en las interpretaciones de las integrantes femeninas del grupo. En el malambo tradicional, cada variación en la forma de zapatear se llama “mudanza”, que no es otra cosa que una figura distinta. Y resultará vencedor en este “duelo coreográfico” el que logre superar a su rival en la variedad de recursos. Las “mudanzas” son ejecutadas por turnos, al son de una guitarra, o como en el caso de este espectáculo, de un bombo, elemento de percusión que en “Che Malambó” puede cambiarse magistralmente….¡por el propio cuerpo de los bailarines!

Nos atrevemos a afirmar, sin dudarlo que en la contienda de “Che….Malambó” hay 13 ganadores: Fabián Maza, Verónica Laulhe, Carolina López, Elsa Liendro, Daniel Urquilla, Ramón Salina, Walter Kochanowski, Juan Antonio Gómez, Ariel Sosa, Juan Carlos Ojeda, Roberto Fernández, Sergio Córdoba y Sebastián Lubo.

Tanto a los amantes del folklore tradicional, como a los interesados en la danza moderna, esta fusión de ambas disciplinas les resultará un espectáculo de impecable calidad.

Publicado en Leedor el 28-4-2006