Bafici 06

0
7

La sección oficial del 8º Festival de Cine Independiente de Buenos Aires tiene algunas joyas que vale la pena ver. De esas y de las otras, escribe Fredy Friedlander.8ª BAFICI (Primera Nota)

Por Fredy Friedlander

Resulta prácticamente imposible para una sola persona cubrir el 8ª Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires, dada la cantidad de secciones y películas que allí se presentan. Por ello esta serie de notas se referirán casi en exclusividad a los títulos integrantes de la Selección Oficial, tanto internacional como local.

Lo primero que puede afirmarse es que resulta excesivo la cantidad de largometrajes presentados en el 8ª BAFICI, siendo su número cercano a 350. Vaya a título de ejemplo la retrospectiva dedicada a las obras de Roberto Rossellini para televisión. Se trata de unos veinte films cuya duración conjunta orilla las 50 horas y que se exhiben sólo dos veces cada uno. Alguien que quisiera cubrir esa sección debería dedicarle cuatro horas diarias en su visita al Centro Cultural Ricardo Rojas, que es donde se exhiben. La pregunta que cabe hacer es si tiene sentido tal acumulación de material. ¿No hubiese sido acaso preferible presentar tan valioso material en otro momento del año?

Por ello en Leedor hemos elegido diferentes caminos y en lo particular la decisión ha sido la de privilegiar las películas de la Selección Oficial que iremos cubriendo en ésta y las siguientes notas.

La inauguración del Festival contó con la exhibición, fuera de competición, de ?Sofacama? de Ulises Rossell (?El descanso?, ?Bonanza?). Presenta una familia disfuncional, con madre separada (Cecilia Roth en buena actuación) y tres hijos, de los cuales el del medio (Martín Piroyanski, de opaco desempeño) se constituye en el eje del relato. El difícil tránsito por la adolescencia del joven se torna aún más dramático, cuando la madre hospeda en su casa a una amiga (María Fernanda Callejón) de indudable atractivo físico. A la comedia le falta chispa y los diálogos no siempre son eficaces. Lo mejor son los notables títulos iniciales, pero claro no hacen al relato, que tiene un desenlace que podría tildarse de convencional y esperable.

El miércoles 12 de abril se presentaron dos títulos de la competencia internacional con algunas coincidencias, fruto de la casualidad. En efecto, ambas centran la acción en jóvenes en zonas poco pobladas. ?Longing? (?Deseo?) es el largometraje con que debuta Valeska Grisebach que presenta a Markus, bombero voluntario en un pueblo de unos 200 habitantes de Alemania. Casado felizmente con Ella, conoce en un viaje a Rose, una camarera que trabaja en el hotel donde se hospeda. Con notable economía de recursos, hermosa fotografía y un convincente planteo psicológico la película muestra el tremendo conflicto ante el que se debate Markus. El final, que por supuesto no develaremos, cierra perfecta y coherentemente en esta probable ganadora de algún premio del BAFICI. ?Les États Nordiques? (?Los estados nórdicos?) de otro debutante, Denis Coté, tiene un comienzo impactante cuando Christian practica la eutanasia a su madre y decide emprender un viaje hacia el norte de Quebec. Llega al pueblo de Radisson de apenas 400 habitantes dispuesto a iniciar una nueva vida y toma el primer trabajo que le ofrecen. El film parece no decidirse entre dos géneros: el documental y la ficción y la acción transcurre con cierta morosidad que no lo hace muy atractivo.

El jueves 13 de abril se presentó en la Selección Oficial uno de los dos films taiwaneses en competición. Se trata de ?Reflections? (?Reflexiones?) de Yao Hung-I, que presenta a dos amigas que mantienen una relación lésbica. Entre ambos existe una acuerdo por el cual se comprometen, en caso de que alguna se ponga de novio, de terminar la relación. Obviamente ello acontece y el resto del relato muestra en forma bastante ingenua el sufrimiento de una de las dos amigas. Por suerte ese mismo día, apareció ?First on the Moon? (?Los primeros en la luna?) de Alexei Fedorchenko, el primer candidato (en nuestra opinión) al premio máximo de la Selección Oficial Internacional. Este pseudo documental muestra a través de supuestos archivos, imágenes en el norte de Chile, declaraciones de personajes, etc, lo que habría sido una misión rusa a la Luna mucho antes que los Estados Unidos posaran su nave espacial. En apenas 72 minutos el debutante realizador Fedorchenko logra un producto de enorme originalidad y con un sentido del humor notable.
Ese mismo día vimos una de las diez producciones nacionales de La Selección Oficial Argentina. Nos referimos a ?El árbol? de Gustavo Fontán, un film tan raquítico como el ?árbol? del título y que un matrimonio no termina de decidir si podar o no. Transcurre en casa de los padres del director, que además son los intérpretes centrales de una ?home movie? que no debió salir del seno de la familia Fontán y nunca llegar a ser exhibida en un Festival.

El viernes 14 de abril se vio ?The Forsaken Land? (?La tierra olvidada?) del director Vimukhti Jayasundara. Originario de Sri Lanka, que es donde transcurre la acción, nos muestra el estado de conflicto bélico permanente en esa área. La belleza de las imágenes permite entender por qué esta película fue premiada en el último Festival de Cannes con la Cámara de Oro. Sin duda, un título fuerte de la Selección Oficial Internacional. No se puede decir lo mismo de ?Lo más bonito y mis mejores años?, opera prima del boliviano Martín Boulocq íntegramente filmada en Cochabamba. El comienzo es interesante con la presentación de un trío de jóvenes integrado por dos hombres y una bella mujer. El contraste entre ambos varones está muy bien marcado y buena parte de la acción se sitúa durante la noche. Pero a medida que avanza el metraje, las situaciones tienden a repetirse y todo se agrava ante la pobreza técnica. En efecto, la ampliación de video a 35 milímetros no está del todo lograda y el abuso de la cámara en mano y algunos fuera de foco, hacen pensar que nos encontramos frente a un hermano pobre del famoso Dogma 95.

El sábado 15 comenzó muy bien con otra buena muestra de cine independiente en la Selección Oficial Internacional. Vimos ?Pavee Lackeen: A Traveller Girl? del fotografo Perry Ogden en su debut cinematográfico. Los ?pavees? o ?travellers? son residentes nómades de Dublín. Viven en casas rodantes (caravans) y las autoridades municipales los obligan a mudarse a lugares marginales de la capital donde no hay agua corriente, pero en cambio abundan las ratas y mucho barro. El personaje principal es Winnie Maugham, miembro de una verdadera familia ?pavee?, y en el inicio asistimos a su suspensión, por una semana de la escuela. Las asistentes sociales que se ocupan de los Maugham, algunas con muy buena intención, no son más que un isnsntrumento burocrático que nos soluciona los problemas en uno de los países del mundo con mayor ingreso per capita. Es notable la forma en la que Ogden construye a partir de lo que pudo haber sido un documental una trama que no decae en ningún momento y su cine recuerda en mucho a los mejores films de Ken Loach.

Foto del copete: Longing de Valeska Grisebach

Publicado en Leedor el 15-04-2006