Crucero de verano

0
7

Descubrir la existencia de una novela inédita de un escritor como Truman Capote es, sin lugar a dudas, un milagro. ?Crucero de verano? es la primera novela de Capote. La comenzó a escribir en 1943 y acaba de ser publicada en español por Anagrama.?Crucero de verano?, la novela olvidada de Truman Capote

Por Valeria Sol Groisman

En el amor, todas las cumbres son borrascosas. (MARQUÉS DE SADE)

Descubrir la existencia de una novela inédita de un escritor como Truman Capote es, sin lugar a dudas, un milagro. Y cuando la tenemos entre nuestras manos y frente a nuestros ojos, ya no nos importa demasiado la historia que allí se cuenta ni cómo está escrita, sino más bien los indicios que sobre la vida y la obra del autor podemos hallar en esas páginas.

?Crucero de verano?, que acaba de ser publicada en español por Anagrama, fue la primera novela que Capote comenzó a escribir, allá por el año 1943. No se sabe con certeza qué sucedió luego. Se cree que en ciertas ocasiones volvió a ella, pero que finalmente la abandonó. Según Alan Schwartz -amigo y abogado de Capote, además de titular de los derechos de su obra- existen disímiles versiones acerca de la intención del escritor de publicarla: hay quienes aseguran que no quería, pero a través de la lectura de una serie de cartas enviadas a un amigo es posible deducir que nunca había abandonado la posibilidad de hacerlo.
?En el otoño de 2004 recibí una carta de Sotheby´s en Nueva York declarando que les habían entregado, para subastarlo, un tesoro de objetos personales de Capote, entre ellos manuscritos de obras publicadas, muchas cartas, fotografías y lo que parecía ser una novela inédita?, declara Schwartz en el epílogo de ?Crucero de verano?, aquella novela acaso olvidada por el padre de la non-fiction en los Estados Unidos.

Hasta ese momento, en carácter de fiduciario del legado de Truman Capote, la decisión más difícil había sido la publicación en forma de libro de los únicos tres capítulos de ?Plegarias Atendidas?. Cuando se entera de la existencia de ?Crucero de verano?, el abogado se ve en una encrucijada: publicarla o no publicarla.

?Leí el manuscrito de “Crucero de verano” con una gran emoción y cierto temor. Recordé que era muy probable que Truman no quería que se publicase esta novela, pero yo también albergaba la esperanza de que arrojase alguna luz sobre Truman como un joven autor antes de la época en que escribió su primera obra emblemática, Otras voces, otros ámbitos. (?) Es lícito decir que a todos nos deparó una grata sorpresa. Aunque no sea una obra redonda, refleja plenamente la aparición de una voz original y de un prosista de asombrosa maestría?, cuenta.

¿Es razonable pensar que en el propio texto Capote había dejado plasmada su intención? Quizás ésa es la única manera de entender la decisión final de Schwartz: las cualidades y el significado del texto volvían inconcebible la opción de no difundirlo. Y justamente por eso, inconscientemente, Capote había dicho que sí.

Un amor prohibido, un final previsible

Detrás de la increíble historia de su manuscrito, se esconde la novela misma. Situada en la década del ´40, poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial, ?Crucero de verano? cuenta la historia de Grady McNeil (algo así como un boceto de Holly Golightly, el personaje principal de ?Desayuno en Tiffany´s?, un clásico de Capote), una joven de diecisiete años de clase acomodada que persuade a sus padres para que la dejen quedarse sola en su piso del Central Park, mientras ellos realizan un crucero de verano. Si bien al principio su pedido no suena peligroso, poco a poco Capote nos va mostrando que detrás de ese grito de independencia propio de la adolescencia, se oculta un secreto. Es que Grady se ha enamorado de Clyde Manzer, un joven judío veterano de guerra y de clase media baja, que representa el tipo de muchacho que su familia jamás aprobaría. Y aunque los une un amor apasionado y aparentemente inocuo, profundas diferencias se interponen entre ellos.

?Era como si el mundo donde los dos se juntaban fuese un barco fondeado entre las dos islas que eran ellos: él veía sin esfuerzo la orilla de Grady, pero la de Clyde estaba envuelta en una bruma que no se disipaba?. De esta manera Capote describe, metafóricamente, la difícil relación que se establece entre los enamorados. Una relación que se volverá cada vez más seria y a la vez arriesgada.

En esta novela, el autor de ?A sangre fría? nos muestra que aún en las ?mejores familias? todo puede suceder. Porque mientras los padres de Grady disfrutan de ese crucero de verano, perfecto ejemplo del paraíso terrenal, la vida de su hija da un vuelco inesperado que desemboca en un final poco feliz.

Publicada el 13-04-2006

Compartir
Artículo anteriorCine independiente
Artículo siguienteFlores Rotas II