Bafici 06: Savage Eye

0
7

Dura desde la imagen, y metafórica desde la palabra Savage Eye entra en constante tensión con lo que muestra.Una mirada salvaje sobre la condición de lo femenino

Por Alejandra Portela

Judith baja del avión y es interrogada por una voz en off: ?¿Sola viajera??. “Sí, sola..” contestará, también en off. Asistimos de ahí en más a la condición de la esposa abandonada, divorciada: a expulsión y la soledad. Esa voz que nos relata esta nueva vida, desde la protectora situación del matrimonio al conocimiento salvaje del mundo, es su ángel, su fantasma pero el método que utiliza es dialéctico: muerta Judith tambien dialoga con su ángel (voz masculina).

Un ejercicio interesante que toma como excusa la historia de esta mujer para crear una especie de sinfonía de ciudad, al mejor estilo de los años 20, pero en las postrimerías de los 50. En pleno surgimiento del cine alternativo frente a los cánones hollywoodense pero también en plena concepción del American Way of life, Savage Eye del trío Ben Maddow, Sydney Meyers y Joseph Strick, es un documento imperdible para entender, primero, la consecución formal del cine europeo y la ciudad como elemento de progreso, para transformarlo en el lugar de degradación humana. Y luego, para entender el lugar enajenado de la mujer dentro de esa concepción incipiente de forma de vida ideal americana.

“El contacto con la piel humana me asquea? dice Judith. ?Tuviste hijos?? -?sí: todos muertos? contesta, en forma explícita, pero poética. La anticoncepción, el aborto. Notable la mirada de estos tres directores sobre la cuestión de la condición femenina, a la puerta de una época transformaciones: la imaginada femineidad, mujeres inventadas por los hombres, contorsiones que impiden la maternidad, extraños ritos en la manicura, la peluquería y la gimnasia. Lo que en Berlín, Sinfonía de una ciudad de Ruttman era descripción de la intimidad femenina como nunca antes se había visto, en Savage Eye es crudeza, es ?la verdad oculta detrás del plástico? (ver si no la operación estética del tabique de la nariz). Es también pensar lo femenino dentro de la dialéctica de lo humano: ahí está la mujer, en la tienda, sobre el escenario del cabaret, en la iglesia, también frente a la muerte, ?esa única obscenidad?.

Savage eye es dura desde la imagen, y metafórica desde la palabra una especie de Jacques Prevert omnipresente en constante tensión con lo que muestra.

BAFICI 2006
Repite los días: Dom 23/04 21:45 Hoyts 10

Publicado en Leedor el 13-04-2006