La era del hielo 2

0
7

Situaciones divertidas e insólitas con los personajes de siempre, La Era del hielo 2 te va a encantar!.

Por Elizabeth Motta

Quien todavía sostenga que las segundas partes siempre son malas, o que no llegan nunca a superar a las primeras, seguramente pondrán en duda su afirmación cuando vaya a ver La Era de Hielo 2. Con los personajes de siempre, ya conocidos por todos, los realizadores aprovechan para jugar con sus cualidades y situarlos en las situaciones más divertidas e insólitas. A esto se le agrega la incorporación de nuevos personajes, una historia llena de suspenso, amor, amistad y un humor inigualable, que hacen de esta segunda parte un producto mucho más completo y para el disfrute de todas las edades.

Sin un solo humano a la vista, la historia cuenta cómo el ya conocido grupo de amigos, compuesto por el tigre, el mamut y el perezoso, debe abandonar su hábitat polar, ya que en poco tiempo se inundará por el derretimiento de los glaciales. En el viaje se encontrarán con nuevos amigos que los acompañarán en su recorrido, y con los que compartirán nuevas aventuras. Pero con los que también deberán superar muchos peligros, ya que el agua de la inundación también trae a extrañas criaturas acuáticas que no son para nada amigables.

De este modo, los realizadores van a contar una historia que no deja de lado temas más comprometidos como el calentamiento de la tierra y la posible extinción de algunas especies.

Las escenas de los hielos derritiéndose impactan y están muy bien logradas. Es una buena oportunidad para aquellos que se quedaron con ganas de ver la caída del Perito Moreno, que ahora podrán apreciar el espectáculo natural con sólo sacar una entrada de cine. Dejando de lado las ironías, aquí se va a cambiar de escenario y se va a abandonar el paisaje polar de color blanco intenso (cuyo exceso resultaba un poco abrumador en el primer film) para incorporar paisajes terrestres, con tonos tierra, marrones y verdes, que aportan una calidez que acompaña la historia. Pues, sin dejar de lado el humor, el relato posee un fuerte mensaje de amistad y ternura que sigue el desarrollo del relato.

Para aquellos seguidores de la ardilla Scrat, ahora podrán disfrutarla mucho más, ya que varias escenas le están dedicadas exclusivamente a él y su bellota, y no tienen desperdicio. Ideal para el fin de semana.

Publicado en Leedor el 1-04-2006