Imágenes para la memoria

0
8

Lo que más llama la atención cuando uno recorre esta muestra en el corazón del hall del Teatro General San Martín es el silencio de los visitantes.
Imágenes para la memoria

Del 16 de marzo al 9 de abril
de 10.30 a 21.30
en el Hall Central del
Av. Corrientes 1530. Ciudad Autónoma de Buenos Aires)

Por Alejandra Portela

Lo que más llama la atención cuando uno recorre esta muestra en el corazón del hall del Teatro General San Martín es el silencio de los visitantes. 15, 20 personas caminan silenciosas frente a documentos, cartas, fotografías y testimonios. Sellos, letras manuscritas, hojas sucias y manchadas que suponen un espacio y un tiempo (noche, tarde, día) imaginado, doloroso. Cartas de cumpleaños junto a resoluciones ministeriales, o de comisarías, de obispos. Ruegos, llantos.

Fotos de marchas obreras y estudiantiles, fotos de la Junta Militar: ascenso y caída, televisores en los rincones con testimonios al infinito y un pequeño lugar donde se exhibe otro video más.

El contexto que precedió al Golpe de Estado de 1976 es el inicio del recorrido a través de los paneles con fotos gigantescas o pequeñas. El panel con fotografías en blanco y negro de fachadas de Centros de Detención se completa con un mapa de la Argentina ubicado en el suelo que hay que pisar, donde aparecen los 622 centros a lo largo del país.

Fotos sin epígrafe, luego Malvinas y testimonios de los soldados, los rostros siniestros de Camps, Videla, Massera y Bignone, las tapas de los diarios con la aprobación de las leyes de punto final y obediencia debida, los indultos, el levantamiento carapintada, las marchas de la Resistencia.

Este resumen visual y trágico de la historia argentina reunido en un trabajo invalorable por Memoria Abierta que agrupa a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, el Centro de Estudios Legales y Sociales, Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora y el Servicio Paz y Justicia con el apoyo de la Secretaría de Cultura porteña.

En el catálogo de la muestra dice: “La transmisión de saberes y experiencias sobre este pasado es una tarea urgente y necesaria. Las preguntas guardan actualidad y cada día surgen nuevos interrogantes. Lejos de las respuestas definitivas, creemos que la memoria es un proceso abierto que tiene la virtud de revisar lo sucedido y establecer nuevas conexiones. Estas memorias múltiples pueden ser la base donde se asiente una cultura política distinta que permita construir un país con justicia y con instituciones que la garanticen.”

Empezar por la memoria es la propuesta de esta exposición, necesariamente conmocionante que hay que visitar sí o sí para darse cuenta que el silencio que la embarga es el de la sacralidad y el de la inmediatez.

Imprescindible visitar el sitio de Memoria Abierta

Publicado en Leedor el 21-03-2006